En México, la educación financiera no es nuestro fuerte; pero la pandemia parece estar cambiando las cosas. Y es que bien lo dice el refrán: más vale prevenir que lamentar. Con la reciente crisis sanitaria y económica, el mundo entero ha revalorado la importancia de la cultura de la prevención. Los seguros de salud y de desempleo han sido verdaderos salvavidas tanto para empresas y gobiernos como para ciudadanos de distintas nacionalidades.

De acuerdo con cifras de la de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), solamente el 1.3% de los mexicanos cuenta con un seguro de gastos médicos, y cada año unas 560 mil familias ven su economía afectada debido a una enfermedad; mientras que únicamente el 15% de la población que trabaja tiene un seguro de vida. Pero la sensibilización en torno a la importancia de estos servicios ha aumentado, ya que durante el tercer trimestre de 2020 la AMIS reportó un aumento del 10% en la contratación de seguros de gastos médicos mayores y del 3% en seguros de vida.

Y es que, al revisar las cifras, todo se vuelve mucho más claro. Por ejemplo, una hospitalización por COVID-19 en una institución privada ronda los 450 mil pesos; si es necesario ingresar a cuidados intensivos, la cantidad sube al millón de pesos; y en caso de una intubación, el costo final podría rebasar los 3.5 millones. Mientras que con un seguro como el que INTERprotección y Seguros Argos ofrecen, llamado COVID Protect Complete, recibes 50 mil pesos en 24 horas si te hospitalizan dos días por la enfermedad, y su costo es de tan sólo 1,100 pesos anuales (es decir, unos 22 pesos a la semana, menos de lo que te gastas en un café al día).

Quizás por flojera o por desconocimiento, a las generaciones jóvenes se nos dificulta acercarnos a este tipo de servicios, y preferimos gastar el dinero en viajes, gadgets, ropa u otros artículos, sin imaginar lo útiles e importantes que son estas inversiones, tanto a largo como a corto plazo. Y lo mejor es que existen compañías dedicadas a ayudar a sus clientes a comparar las distintas opciones que hay en el mercado y elegir la que mejor se adapte a sus necesidades.

La oferta es enorme. Están los muy conocidos seguros para autos y de gastos médicos, pero también hay opciones para proteger inmuebles y sus contenidos, así como pertenencias de alto valor, como gadgets. Bien Seguro, de INTERprotección, cubre $50 mil pesos en daños y cuesta únicamente 480 pesos anuales. Entre otras cosas, por menos de 1.32 pesos al día, tus equipos móviles están protegidos en caso de robo o daño por una descarga eléctrica; también los muebles, electrodomésticos y adornos de tu casa, si te los roban o en caso de incendio; pero, además, te brindan asistencia en plomería, electricidad y cerrajería. No está nada mal, ¿verdad?

No pierdas más tiempo y deja de desperdiciar tu dinero; mejor acércate a los que saben y aprende a invertir en seguros. Y, de paso, cuida a tus seres queridos y tu patrimonio.