El año pasado se presentó una nueva gama de motos de Harley-Davidson, mismas que ya no serían hechas en Milwaukee, sino en la India, con piezas fabricadas en Estados Unidos (…), esto ya no sorprende tanto realmente, ya que en el presente las marcas buscan ahorrar en mano de obra y producción.

La cuestión, es que esas creaciones tienen los controles de calidad para que sea un buen producto y respetan el lenguaje de diseño de la marca. En el caso de la Harley-Davidson las cosas no son todo lo que parecen.

Cuando vi la ficha técnica de esta moto y estuve en una presentación estática no pude apreciarla a detalle la Harley-Davidson Street 750, a lo lejos es interesante y atractiva, una extraña combinación de la V-Rod con una Sportster. Cuando puede verla “en persona” me llamó la atención que para esta moto, el nivel de detalle no tuviese el mismo cuidado que en el resto de la gama H-D. Harley se ha ganado una reputación por fabricar motos muy personal y es que el usuario puede hacerla a su modo, desde un tornillo con “cabeza de cráneo” hasta sus sistemas de escape Screaming Eagle.

A primera vista saltan los detalles de acabados de tornillería genérica, cables expuestos, plásticos (luces direccionales, manetas de clutch y freno) soldadura y un cuadro de instrumentos demasiado básico. Esto puede arreglarse un poco con algunos accesorios. De hecho la unidad probada cuenta con un asiento diferente, respaldo para el pasajero y protecciones laterales.

¿Era necesaria la gama Street?

La respuesta es sí, el crecimiento de la demanda de las motocicletas para movilidad urbana ha sido exponencial en muchos mercados y ninguna marca quiere quedarse fuera del juego, por ello Harley debía tener una opción. La parte extraña de la nueva familia Street es que exista un modelo de 750 cc, que es muy cercana a la Sportster, mientras que la 500 que podría tener más lógica, no se comercializará en todos los mercados.

En cuanto a percepción de producto no podemos dejar de comparar la Harley-Davidson Street 750 con la Sportster, ya que a primera vista podríamos creer que son productos similares, incluso en el precio con poca diferencia (Street comienza en 113 mil 900, mientras que la Sportster en 135 mil 900).

Harley-Davidson Street 750 contra Sportster

De forma sintetizada, puedo decirles que la Sportster es una moto robusta, pesada, (255 kg en orden de marcha) con el motor de toda la vida de Harley, que es enfriado por aire, haciendo que circular a baja velocidad sea sufrir con las altas temperaturas que desarrolla. Otro punto en contra es el corto recorrido de la suspensión que hace que podamos sentir hasta una grieta en el pavimento. Estos elementos la hacen poco apta para el uso citadino.

La Street 750 es el producto de H-D para la ciudad y la primera diferencia que salta a la vista entre las dos motos es que la 750 cuenta con el motor Revolution, mismo que usa la V-Rod, con una nueva puesta a punto orientada a la durabilidad y con un rango de revoluciones menor, vamos que no está pensado para mantener una velocidad de crucero alta por mucho tiempo.

En segundo lugar tenemos un juego de suspensión con mayor recorrido, esto sin duda se aprecia mucho en una ciudad llena de baches y topes, así como una altura que no hará que peguemos en todos lados. Destaca que la distancia entre ejes en ambas motos es similar (Street 1.534, Sportster 1.510 milímetros) pero en el caso de la Street la orientación de la tijera delantera no está tan proyectada hacia adelante, por lo que las maniobras de curveo en corto son más sencillas.

El Manejo

Luego de pensar todo lo escrito aquí arriba, por fin reuní valor para subirme a esta “harleycita” o Baby Harley. De entrada la altura del asiento no será ningún problema (alrededor de 709 mm) y la posición de manejo es muy natural, aunque para una persona de una altura mayor de 1.80 mts, podría ser un tanto cansada. Los brazos van relajados y de inmediato el peso (222 kg) que se encuentra en la parte baja de la moto, nos hace tener una moto muy ágil para curvear, aunque el límite físico de los posa pies llegará muy rápido al suelo si exageramos.

Al encender el motor el sonido es “muy conservador” para los estándares de Harley, pero de inmediato nos recuerda a la V-Rod. Engranar la primera velocidad es muy suave, así como las velocidades siguientes. Al arrancar de inmediato uno se percata de que el motor está hecho para poca velocidad con una potencia enfocada a la parte baja por lo que en un día de tránsito pesado nos mantendremos jugando con primera, segunda y tercera.

La recuperación de velocidad fue buena y el motor aprovecha de excelente manera los 47 hp de potencia y 60 Nm de par motor. Aunque debo decirles que los frenos deberían mejorar e incluso contar con ABS, ya que es para la ciudad. La Street cuenta con un diseño esbelto que permite una mayor movilidad algo que también lograba la Sportster.

¿Y en carretera?

En la agencia donde me hicieron el favor de prestar la moto, me explicaron que la Street 750 estaba hecha para la ciudad, pero… ¿una Harley que no salga a carretera? Eso es algo que podría alterar las leyes universales. Por ello tomamos rumbo a una ruta de un día que nos llevó por 386 km, hacia un Pueblo Mágico llamado Pahuatlán, Puebla. Esta pequeña travesía nos enfrentó a carretera de cuota, y una zona rural llena de curvas, así como caminos adoquinados y una temible parte llena de lodo (sí, por eso en las fotos que les comparto no está tan limpia, lo siento).

En la carretera me di la oportunidad de soltar todo el acelerador, con una buena respuesta y sobre todo con una recuperación entre quinta y sexta excelentes. El velocímetro marca una máxima de 180 km/hr, pero yo me quedé en la barrera de los 170 km. Y la moto se sentía estable, sin movimientos nerviosos, ya que esos los tenía yo, debido a que esta moto no tiene ningún elemento aerodinámico, por lo que el aire pega directamente en el pecho y me movía bastante. La velocidad que use como de crucero para ir cómodo fue de 135 km/hr.

Los frenos son competentes para controlar a velocidad esta moto con toda su masa, pero en situaciones de ciudad y en una frenada de pánico es muy sencillo bloquear la llanta trasera, aunque este efecto se repite en todas las motos del segmento crucero.

Al llegar a la zona de curvas, la Street es divertida, como les comenté es muy fácil de llevar hacia los lados por lo que el paso por curva puede ser rápido aunque el posa pies izquierdo llegará rápido al pavimento y en el caso del derecho, lo que sufrirá será la parte baja del escape.

En este punto la Street me mostró que es muy sencilla de maniobrar y corregir, ya que en una parte del camino, faltaba el pavimento y era puro lodo, obviamente la tracción era poca y había muchos movimientos laterales, pero la baja altura, peso y posición de manejo, hacen que con algunos movimientos de cadera y brazos podamos corregir e incluso ir divirtiéndonos al hacerlo.

El consumo de combustible, pues no tengo elementos de laboratorio para darles cifras exactas, pero lo que les puedo compartir es que en ese viaje de 386 km solo recargué combustible una vez, pero ojo, en la carretera venía con el acelerador a fondo y en la zona de curvas también mantenía las revoluciones arriba, algo que no va a pasar en la ciudad, por lo que el consumo será mejor. En este aspecto no le quedaría mal tener de serie un indicador de nivel de combustible.

 

Conclusión

Sin lugar a duda la “harleycita” no le gustará a los seguidores de la marca, porque se sale del espíritu que representa el resto de la gama, pero por otra parte abre la puerta para una nueva generación de compradores que buscan cosas sencillas, algo así como las versiones V6 de un Ford Mustang o incluso el turbo (EcoBoost) tenemos un diseño que es por así decirlo lo mismo, pero con un desempeño diferente.

Si te gusta la marca y su estilo, y andas buscando una moto para la ciudad y eventuales viajes cortos, dale una oportunidad y acude a la agencia a solicitar una prueba de manejo, al final la última palabra la tendrás tú.

Gracias a Grupo BMC y su red de distribuidores por invitarnos a vivir esta experiencia urbana arriba de la nueva motocicleta Harley-Davidson Street® 750. Te invitamos a ti a vivirla también, encontrarás ésta nueva motocicleta disponible para hacer un recorrido de prueba con los concesionarios de Grupo BMC. Ubica el más cercano a ti en www.harleybmc.com.