El espíritu de competición siempre ha estado en el centro del universo Bentley. Vencedor en las 24 Horas de Le Mans por cinco veces consecutivas durante los años 1920-1930, el constructor británico volvió a revivir su glorioso pasado deportivo en 2003 al lograr situarse en los dos primeros puestos de la clasificación en el mítico circuito.

Principal patrocinador del Team Bentley, Breitling celebró esta victoria editando un cronógrafo bautizado con el nombre de “Bentley Le Mans”, marcando así el inicio de la gran aventura Breitling for Bentley.

En 2014, Bentley hizo su gran reaparición en el deporte automovilístico en la categoría GT3 con un nuevo bólido de alto rendimiento, el Continental GT3. Gracias a esta maravilla de ingeniería deportiva, la firma consiguió rápidamente varios triunfos, entre ellos dos victorias en Silverstone (Reino Unido) y en el circuito Paul Ricard de Le Castellet (Francia). La temporada 2015 le ha valido ya varios puestos destacados en los podios –en Europa, américa y Asia.

Cronógrafo Bentley GT3

El cronógrafo

Una serie limitada de 500 ejemplares, con caja de titanio negro, esfera de fibra de carbono, sistema inédito de dobles contadores y movimiento automático con certificado de cronometro.

Para celebrar este nuevo impulso, Breitling for Bentley lanza al mercado una edición limitada con el nombre de Bentley GT3. Un modelo de estilo y altas prestaciones digno del bólido que le ha dado su nombre. La caja de titanio negro conjuga robustez y ligereza, dos cualidades indispensables en plena acción.

La esfera de fibra de carbono se distingue por su estilo ultra deportivo inspirado en los autos de competición. Para leer los récords con toda claridad, el cronógrafo va dotado de un sistema de indicación inédito compuesto de un contador 60 minutos con aguja central (para tiempos inferiores a una hora) y un contador de horas/minutos combinados en posición 9h (para tiempos superiores a una hora). Este instrumento fuera de serie alberga un movimiento automático con certificado de cronómetro del COSC (Control Oficial Suizo de Cronómetros), el único referente en materia de precisión y fiabilidad basada en una norma internacional. El brazalete exclusivo de caucho negro va adornado con la inscripción «Continental GT3».

Movimiento: calibre Breitling 27B automático de alta frecuencia (28.800 alternancias), 38 rubíes, con certificado oficial de cronómetro del COSC.
Cronógrafo a ¼ de segundo, totalizador 60 minutos en el centro, totalizador 60 minutos y 12 horas combinados.
Caja: titanio negro (serie limitada de 500 ejemplares). Estanca hasta 100 m. Corona atornillada. Bisel giratorio de cremallera con taquímetro variable (regla de cálculo circular). Cristal de zafiro abombado, antirreflejos por ambas caras. Diámetro: 49 mm. Esfera: Black Carbon. Brazalete: caucho.