El mercado de las motos de baja cilindrada ha tenido un crecimiento exponencial en las grandes ciudades, ya que permite una mejor movilidad, es práctico para distancias cortas y sobre todo brinda libertad. Con estas premisas Honda lanza su nueva CB190R.

Lo primero que llama la atención es el diseño tan estilizado de las líneas del carenado así como la afilada terminación del faro con luces LED. De momento solo se ofertará en dos colores, rojo y la versión Repsol que combina los tonos claros con terminaciones en negro, gris, aluminio y la terminación del escape cromada. Tal vez este elemento (el tubo de escape) es el único que desentona en la línea general de la moto, pareciendo demasiado expuesto hacia el frente y abajo.

El tablero totalmente digital llama la atención por su apariencia de moto deportiva y es un buen detalle. La comodidad del asiento es muy buena para estar en ella mucho tiempo.

Honda CB190R

Honda CB190R. Foto: Ricardo Silverio

El apartado mecánico presenta un motor de un cilindro de inyección de combustible y enfriado por aire. El desplazamiento es de 184 cc que generan 15.7 hp y un par motor de 15 Nm asociado a una caja de cambios manual de cinco marchas. Ofrece frenos de disco en ambas ruedas

En cuanto al manejo tuvimos la oportunidad de conocerla en el Kartódromo de Sierra Esmeralda, un trazo sumamente revirado con elevaciones de importancia que permitieron sentir esta pequeña moto en pista, un elemento para el que no está hecha. Aquí pudimos sentir la suave aceleración, ideal para la ciudad, mientras que los elementos como caja de cambios y frenos funcionaron de manera muy competente al punto de soportar la frenada hasta el último momento sin movimientos nerviosos y bloqueos (no tiene ABS), la inclinación en las curvas era ágil y la confianza que transmitía causó que rápidamente los posa pies rasparan con el piso.

Honda CB190R

Honda CB190R. Foto: Ricardo Silverio

La prueba fue extensa y largo y aun llevando las revoluciones hasta el tope y acelerando en todo momento el consumo de combustible apenas si llegó al cuarto de tanque, algo que hará “sonreír a nuestro bolsillo” al ir a la gasolinera.

La CB190R cuenta con piezas chinas que son importadas a México y se ensambla en la planta de Guadalajara, por lo que podría pensarse que cuenta con un precio competitivo, pero no es así, ya que comienza en 46.900 pesos y va a los 48.900 en la versión Repsol, si bien esta moto ofrece un diseño atractivo y detalles como los frenos de disco, luz LED, tablero digital, se puede optar por opciones alternas como la Yamaha FZ16 o Fazer (un peldaño abajo en cuanto a posicionamiento) o la Pulsar RS200, misma que si ofrece frenos ABS.

Al final la decisión de compra pasa primero por el gusto antes que la razón o incluso por la marca, punto en el cual Honda tiene muchos seguidores.