El Tourist Trophy (TT) en la Isla de Man es una carrera ya mítica, y no sólo por las altas velocidades que se alcanzan en caminos poblados y carreteras abiertas, también por el elevado riesgo que conlleva esto mismo que ha cobrado vidas. Aun así cada año las marcas, equipos y una multitud de público se reúnen para ver un instante de velocidad pura. Por ello la Norton V4 RR, según sus creadores, ha nacido en estos caminos.

Podríamos decir que la Isla de Man es para las motos, lo que  Nürburgring es para los autos, y por ello estos vehículos logran aquí un equilibrio en la puesta a punto apta tanto para manejo extremo como el citadino. En este caso la centenaria marca británica ha creado la Norton V4 RR, una super moto con números que no le piden nada a las japonesas, alemanas o italianas.

Norton V4 RR

Norton V4 RR. Foto: Norton

El diseño de la Norton V4 RR retoma el que usa la Norton SG que participa en el TT, esto incluye la decoración con una terminación cromada, que vamos, puede o no ser de su gusto pero logra un buen acabado con los detalles en rojo de rines y líneas del carenado que son rematadas por la bandera británica en el colín.

Más allá del color tenemos una forma envolvente del carenado encaminada al factor aerodinámico, aunque en un viaje a carretera (o pista) los reflejos del sol no deben ser nada agradables para el piloto.

Norton V4 RR

Norton V4 RR. Foto: Norton

Mecánicamente usan el motor de la Aprilia RSV4, pero que ha sido retocado para llevarlo hasta los 1.200 cc y la potencia supera los 200 hp (no especifican cuánto) y un par motor de 130 Nm. Si bien la Norton V4 RR no utiliza materiales exóticos para mayor ligereza, cuenta con un peso en vacío de 179 kg, además que puede adaptarse un sistema de escape en aluminio que reduce otros 10 kg.

La Norton V4 RR tendrá un precio de 32,500 euros, pero existirá una edición especial denominada Norton V4 SS que cambiará la decoración cromada por una de fibra de carbono que seguramente reduce el peso también y será limitada a 200 piezas con un precio de 51,200 euros.

Pero desde nivel-C nos mantendremos con nuestra pregunta ¿es necesario que una moto sea tan potente y ligera, si no se usará en pista?