Moto Guzzi Audace es uno de los modelos más nuevos de la marca, que se presentó en el 2015 y en el presente se divide en la versión Carbón de la Audace con detalles en fibra de Carbón, y la pensada en los viajes, la California Touring. Esta moto visual, mecánica y dinámicamente se desmarca de todo lo conocido en la gama dando un carácter rudo y pensado en pelear de frente contra las grandes americanas.

Para realizar este texto utilizaré un comentario que vi en nuestras redes sociales cuando publicamos una moto de esta marca, que decía algo así: “muy bonitas motos Guzzi, pero lo siento para esto existe Harley-Davidson”, y es que desde la vista al manejo esta moto se parece mucho al concepto de la hoy extinta V-Rod, aunque debo decirles que la calidad de marcha y refinamiento de la Audace es mucho mejor.

Moto Guzzi Audace primer contacto

Moto Guzzi Audace primer contacto

Apartado mecánico

Esta parte sin dudas te hará sonreír, y es que esta gama de motos llegó por arriba de las Stelvio y Norge de 1.200 cc, y nos presume su característico motor V-Twin de 1.400 (1.380cc) que desarrolla 95 hp y un par motor de 121 Nm que son entregados desde las 3.000 rpm, ya con esto nos podemos dar cuenta de la aceleración que tiene desde la parte baja del tacómetro y sumado a esto encontramos la transmisión de potencia a la llanta trasera por medio de cardán.

La caja de cambios cuenta con seis velocidades, el tanque de combustible apto para viajes largos con 25.5 litros. La altura del asiento es de apenas 740 mm, pero que esto no los engañe ya que es muy ancha. Todos estos números mueven un conjunto de 299 kg en orden de marcha.

En cuestión electrónica presume control de tracción con modos de incidencia y tres mapeos para el motor, que son: Lluvia, Turismo y Veloce.

Moto Guzzi Audace primer contacto

Moto Guzzi Audace primer contacto

Forma y función

El diseño es simplemente imponente y recuerda de inmediato a las muscle bikes americanas (y de paso a la Ducati Diavel), pero a diferencia de las primeras cuenta con un diseño sobrio en tonos mates (negro o rojo), olvidándose de esos cromos que a algunos pueden no gustarnos nada. Las tapas del motor también cuentan con colores contrastantes respecto al carenado y los elementos que no son oscuros cuentan con terminación en aluminio pulido.

La Moto Guzzi Audace hace honores al concepto muscle bike al verse de gran tamaño, tosca y pesada. El tablero de instrumentos es simple y retro a la vista, aunque ofrece toda la información necesaria para rodar en una pantalla digital.

Moto Guzzi Audace primer contacto

Moto Guzzi Audace primer contacto

Nuestro primer contacto.

Al principio les comentaba sobre la comparación o preferencia de una Harley-Davidson, antes que una unidad como la Moto Guzzi Audace y creo que es un grave error. La marca de Milwaukee fue la única opción en muchos mercados durante muchos años, por lo que eso y el mercadeo lograron que los usuarios se la tatuaran en la mente (y algunos locos en la piel). La apertura del mercado nos permitió conocer nuevas marcas e incluso a Indian con una mejor propuesta con diseño clásico.

La Moto Guzzi Audace me entusiasmó desde que la conocí en la agencia, ya que era diferente y realmente poderosa según la ficha técnica. Cuando Moto Guzzi de México anunció su primera salida masiva, me informaron que podría llevarla a la ruta para conocerla y me llevaría por carreteras sinuosas, por lo que accedí de inmediato.

Moto Guzzi Audace primer contacto

Moto Guzzi Audace primer contacto

Al ir por ella en ciudad lo primero que me llamó la atención fue el sonido ronco y relativamente suave que tal vez no va tanto con la rudeza que transmite, pero resulta agradable en la ciudad y para no ir molestando. La ergonomía es un factor extraño, ya que la posición del cuerpo es erguida, los brazos muy adelantados y los pies muy al centro, aunque debemos recordad que este tipo de motos nunca ha privilegiado la comodidad, aunque uno se acostumbra en poco tiempo. Debo decir que me gustaría que los posa pies estuvieran un poco más adelantados y seguro esto viene como accesorio.

De nuevo haciendo esas horrorosas comparaciones la postura es similar a la Harley-Davidson V-Rod, aunque en el caso de la italiana esta si puede dar vuelta con soltura al no estar tan baja, por lo que no iremos arrastrando nada.

La aceleración es poderosa desde la parte baja, aunque requiere un poco de trabajar en un rango intermedio de revoluciones, si bien esto no significa nada en ciudad, si se siente más en carretera dándonos más juego con la caja al entrar y salir de las curvas. Esto no es un problema ya que el par motor permite circular por ejemplo en cuarta velocidad y salir sin problemas, pero si lo que buscan es algo más dinámico deberán subir o bajar velocidades continuamente, algo que es divertido.

Moto Guzzi Audace primer contacto

Moto Guzzi Audace primer contacto

En cuanto a velocidad punta, les deberé ese dato de momento ya que el grupo de Moto Guzzi México (The Clan) llevaba una velocidad controlada, aunque sin dudas puede llegar a la línea de los 200 km/hr, ya que en quinta todavía “le sobraba mucho acelerador”.

Así como la aceleración es contundente, la frenada es igual y en situaciones de emergencia (que me pasó) la moto va sobre rieles, no hay movimiento nervioso alguno, incluso en curva, esto va directamente relacionado al peso y largo de ejes.

Este primer contacto me llevó por carreteras sinuosas y llenas de baches que me obligó a realizar maniobras en espacios cortos y a velocidad, la moto y sus 300 kg se movían con soltura y si bien por lo adelantado del manubrio sí se siente un poco pesada, no es algo que la costumbre y un poco de gimnasio no puedan arreglar, recuerden que es una muscle bike que hará que les salga “pelo en pecho” al acelerar ya que al no tener ninguna defensa aerodinámica sentiremos todo el empuje del viento y eso es una gran experiencia.

Moto Guzzi Audace primer contacto

Moto Guzzi Audace primer contacto

De momento es lo que les podemos contar de la Moto Guzzi Audace, y si al verla siguen creyendo que las marcas tradicionales son lo mejor, deben atreverse a experimentar nuevas cosas que en muchos casos les sorprenderán como esta “moto audaz” lo hizo conmigo.

P.D.  Disculpen la falta de más fotos de la Audace, pero solo teníamos ese fin de semana de prueba y nos llovió todo el recorrido, pero en una prueba más a fondo les traeremos más detalles e imágenes.