Indian Motorcycle de México lo está haciendo bien, y es que en poco tiempo ha tenido un crecimiento constante y esto se nota en las carreteras cuando ya comienzan a verse estas motos. Ahora la marca presentó Indian Roadmaster Classic con todo el estilo clásico de la marca más tecnología en el tablero logrando así una gran funcionalidad.

En cuanto a diseño hay pocas cosas que decir cuando las fotos hablan por sí mismas, Indian cuenta con un estilo muy definido, con las ruedas carenadas como principal rasgo de personalidad, y en el caso de la Indian Roadmaster Classic cuenta con un gran deflector que incorpora un gran parabrisas.

Indian Roadmaster Classic

Indian Roadmaster Classic

Los asientos y maletas son de piel y la moto al comprarla viene con un instructivo y producto cosmético para el correcto cuidado del material. Al ser tan grande la moto el espacio para piloto y pasajero no hará que extrañemos nuestro sofá preferido frente al televisor al salir a rodar. Las maletas cuenta con cierres de broche y lo que vemos en las fotos son detalles estéticos de hebillas.

Luego del carenado de tonos bicolor (negro, rojo y verde) y los asientos encontramos que prácticamente todo lo demás cuenta con terminación cromada algo que al mercado estadounidense le sigue encantando demasiado. En el tablero ahora encontramos una pantalla táctil que puede dividirse para mostrar dos parámetros escogidos por el cliente de varias opciones, este sistema ha sido desarrollado por la marca y es el mismo Ride Command que utilizan los nuevos Polaris RZR.

Indian Roadmaster Classic

Indian Roadmaster Classic

En cuanto al apartado mecánico hacen uso del motor V-Twin Thunder Stroke 111, que en cc es de 1.811 que desarrolla 161.6 Nm de par motor y lo brinda alrededor de las 3000 rpm. Esto indica una aceleración contundente. El precio se va hasta los 479.900 pesos mexicanos.

Aproximadamente en un mes tendremos la oportunidad de manejar esta moto que se ha convertido en un clásico contemporáneo y así poder darles una sensación de manejo como el año pasado fue con la Dark Horse.