Cuando nos preguntamos cuál es la moto por excelencia para los viajes largos con mucho sentimiento de libertad, lo primero que se nos viene a la mente es Harley-Davidson, pero la centenaria marca tiene una rival muy fuerte que ha pasado por momentos muy complicados, como lo fue el hecho de tener que vender su producción a las fuerzas armadas durante la Primera Guerra Mundial. Durante ese tiempo las de Milwaukee siguieron vendiendo lo que marcó una ventaja en la percepción del público.

Indian en sus comienzos también fabricaba motores de avión, motores fuera de borda, e incluso aires acondicionados. En 1940 las ventas de la marca volvieron a ser buenas poniéndose a la par de Harley-Davidson una vez más. Esta etapa se dilató hasta 2003 cuando entraron en proceso de bancarrota. En 2006 la marca se reestructura y cambia de sede y posiblemente el momento más importante de la marca a la fecha es la adquisición por parte del Grupo Polaris quienes aportan apoyo en ingeniería y recursos para darle nuevo brillo a Indian.

Desde el año pasado Indian ha comenzado a realizar una fuerte ofensiva de productos que si bien respetan el corte clásico del diseño, no están peleados con la tecnología y desempeño del motor. Esto se constató en 2013 con la presentación del motor V-Twin denominado Thunder Stroke de 111 pulgadas cubicas (alrededor de 1.800cc) que daría vida a la mayoría de los nuevos productos, (el modelo Scout tiene 69 pulgadas cúbicas).

En México

La marca ha puesto la primera agencia en Monterrey, lugar que representa también la primera en inaugurarse en toda América Latina, dentro de los planes de la marca se encuentra para este 2015 la apertura de otros puntos. La segunda sede será en México D.F, donde se tendrán al menos dos a mediano plazo.

¿Pero, qué la diferencia de Harley-Davidson?, en palabras de los directivos de la marca, Indian se centrará en la atención al cliente, que se mostrará desde el recibimiento en la agencia por parte de la fuerza de ventas que ha sido preparada desde la actitud de servicio hasta aspectos mecánicos. Posteriormente en post venta se contará con diversos artículos de personalización y el taller estará preparado como lo hacen las firmas automotrices asentadas en México, es decir, en Monterrey Indian tendrá también un centro de distribución de partes para atender rápidamente a los usuarios.

Se planea un servicio en la carretera que apoyará en un determinado rango de la agencia, al cliente para transportación en caso de una falla mecánica. Indian se posicionará como una moto de segmento Premium y esto se nota en los detalles de las motos y claro, el precio pero vendrá acompañado de un mejor servicio.

Precios y versiones

En México la marca dividirá sus modelos en las familias Midsize, Cruiser, Bagger y Touring y los precios de las versiones base, serán:

Midsize: Indian Scout 207.900 pesos

Cruiser: Indian Chief Dark Horse 299.000 mil pesos
Cruiser: Indian Chief Classic 319.900 mil pesos

Bagger: Indian Chief Vintage 372.900 pesos
Bagger: Indian Chieftain 407.900 pesos

Touring: Indian Roadmaster 487.900 pesos