El camino de la evolución pareciera estar peleado con las tradiciones, y en esta ruta sólo un puñado de marcas han logrado mantener su esencia combinando exitosamente forma, función y emoción; 111 años después de su fundación, Harley Davidson (H-D) da un paso hacia el futuro y presenta Harley Davidson LiveWire Project. Podríamos decir que las motos del LiveWire Project son la evolución de la V-Rod combinadas con el concepto Street Fighter.

Estos vehículos tienen mayor altura y donde debería estar el motor V-Twin, encontramos el paquete de baterías y motor, que de momento ofrece 75 hp con una velocidad máxima limitada de 148 km/h y una autonomía de 80 km.

Al igual que con Rushmore Project, Harley Davidson decidió sacar este año las LiveWire a las calles y carreteras de Estados Unido, y el próximo año a Canadá y Europa, para conocer la opinión de los usuarios reales. Con esta información en mano, la marca decidirá si es viable llevar el producto al mercado. Más que sumarse a la “moda eléctrica” de la automoción, lo que busca Harley Davidson con esta propuesta es dar el siguiente gran paso y así lo expresa: Project LiveWire is the next major milestone in the history of The Motor Company”.

El sonido de las LiveWire fue diseñado tomando como referencia a los cazas en un portaaviones.

El objetivo del proyecto es claro: desarrollar una nueva expresión de cómo se ve, suena y se siente una Harley Davidson. Parece algo “sencillo” pero en realidad no lo es, ya que aunque la tecnología de los vehículos eléctricos evoluciona rapidamente, hoy en día la autonomía sigue siendo el principal obstáculo. Si pensamos que las motos Harley-Davidson están hechas para “devorar” kilómetros, esto puede representar un problema. Pero no hay que ser pesimistas, no descartemos que en breve H-D pueda darnos una agradable sorpresa.