La mejor manera de tratar de transmitirles nuestras experiencias de manejo es seguir aprendiendo y tomando cursos, así que gracias a BMW de México tuvimos la oportunidad de tomar la clínica destinada al manejo de motos de doble propósito, que nos llevó por pruebas que a primera impresión parecieran sencillas y luego por un recorrido lleno de obstáculos y claro al final velocidad en la pista del Centro Dinámico Pegaso.

Para comenzar y como siempre primero tuvimos una sesión teórica, donde el reducido grupo de usuarios de la marca se pudo integrar. Aquí comenzamos con puntos como la posición de manejo que cambia totalmente con respecto al manejo en pista y carretera. Este tema toca los puntos de frenada y el uso de los sistemas electrónicos de la moto.

Al circular en tierra la posición idónea es con los arcos del pie sobre los posa pies, las rodillas ligeramente flexionadas hacia adelante al igual que los brazos y espalda, mientras que las rodillas presionan el tanque de combustible. Con esto tenemos la posibilidad de absorber las imperfecciones del camino y el control de la moto se hace con haciendo presión con los pies y usando mucho el cuerpo para las vueltas y maniobras.

Curso Doble Propósito BMW Motorrad

Curso Doble Propósito BMW Motorrad

Luego de esta teoría se nos explicó los ejercicios de lo que vendría y como siempre, “desde fuera” se veían sencillos. Lo primero fueron vueltas en círculo en espacio cerrado donde aparece una de las diferencias con el manejo en pavimento, es decir, la moto va inclinada a la izquierda dando la vuelta pero nuestro cuerpo debe ir “salido” del lado contrario, esto para maximizar el eje central imaginario donde llevamos la presión sobre la curva, ya que recordemos que en terreno irregular la adherencia cambia en todo momento.

Con este mismo concepto llegó el segundo ejercicio de los clásicos “8´s” es decir, dar la vuelta describiendo dicho número, pero en este caso entrando por puertas delimitadas por conos en un espacio realmente corto.

Continuamos con el infaltable slalom dividido en dos partes, una con obstáculos altos (a la altura del manillar) y los siguientes eran conos para tratar de replicar situaciones reales que pueden ir desde banquetas, espejos retrovisores, ramas, etc., esta prueba fue realmente complicada por la posición de manejo de ir en contra de la inclinación de la moto, algo a lo que no estaba acostumbrado.

Curso Doble Propósito BMW Motorrad

Curso Doble Propósito BMW Motorrad

Continuamos con un ejercicio que en el video no parecía tener nada complicado, y era subir un montículo seccionado por cuatro escalones de diferentes ángulos de inclinación y luego obviamente bajar de ahí. La subida requería constancia en la aceleración y una postura del cuerpo “echada” para adelante para apoyar la subida y no irnos para atrás, no se trataba de velocidad era más bien precisión. La bajada desde arriba de la moto pareciera una caída segura por el ángulo de ataque pero era relativamente sencillo controlarlo bloqueando el freno trasero en todo momento y bajar lo más lento posible. Luego de esta prueba la confianza en las motos fue total.

Llegamos a la parte de la frenada de emergencia en tierra una que si es parecida a la que se emplea en pavimento es decir freno trasero a fondo y delantero gradual, aunque en este caso el bloqueo trasero genera más movimiento que debemos controlar con las piernas mientras nuestro cuerpo está de pie y en posición atrasada, esta es sin duda una prueba crucial que nos puede salvar de una caída y golpe. Cabe señalar que en todos estos ejercicios los sistemas de tracción y frenos ABS estaban desconectados, lo que permite un mejor sentir de la moto.

Seguimos con una ruta en la zona de tierra (donde se prueba autos 4×4 en Pegaso) con pasos con agua, tierra, piedras, lodo, arena y la subida y bajada de la “pirámide” con alrededor de 20 metros de altura, pero luego de la parte inclinada de los “escalones” ya no fue mayor problema. Lo que si fue un reto es que todos los participantes del curso teníamos llantas para carretera por lo que en términos de sensibilidad sirvió mucho a todos los pilotos.

Curso Doble Propósito BMW Motorrad

Curso Doble Propósito BMW Motorrad

Para cerrar con broche de oro usamos un tramo de la pista Pegaso para soltar todo el acelerador de las motos y demostrar porque son doble propósito. Aquí toda la gama GS de BMW pudo tener aceleración e inclinaciones en curva que parecieran ir en contra del tamaño de estas motos brindando otro tipo de sensaciones y claro dejándonos descansar las piernas y manos luego del curso que duró alrededor de cinco horas.

Por supuesto que en el curso existieron caídas, pero por las bajas velocidades que se tenían no hubo golpes fuertes para el piloto ni piezas rotas en las motos, algo que también da confianza a los participantes y las personas que estén en la indecisión de tomarlo. El aprender siempre será bueno y si quiere sacarle el mayor provecho a su moto este tipo de cursos son lo mejor.