El mercado de los vehículos motorizados es muy grande y cuenta con elementos para todos los gustos, algunos más excéntricos que otros, como lo es el Spyder, un “triciclo” concebido por la marca canadiense BRP, que desarrolló esta variante a partir de sus motos de nieve incorporando un motor de alta cilindrada.

El resultado fue un vehículo singular que brinda muchas sensaciones de manejo, que bien puede ser cómplice en un escape a un lugar lejano con tu pareja o bien una máquina demandante en pista. Existen tres variantes del can-am Spyder, dos ya conocidas: la gama RS con toque deportivo y las de viaje RT y ahora la can-am Spyder F3 que muestra un diseño renovado además de un nuevo motor de tres cilindros.

Apartado mecánico

El can-am Spyder F3 extrae un gran desempeño del motor Rotax 1330 ACE (que indica su cilindrada), los caballos de fuerza son 115 y genera un par motor de 96 lb-pie, cifras muy similares a las de un auto compacto. La transmisión tiene como opciones manual o semi automática de seis marchas en ambos casos.

Para gestionar la potencia y el manejo entre los tres neumáticos requiere de una buena carga de electrónica, por ello podemos encontrar sistemas como el de control de tracción, estabilidad frenos ABS, dirección asistida sensible a la velocidad, y la interesante forma de gestionar la frenada ya que solo cuenta con un pedal que reparte la fuerza entre las llantas dependiendo de la necesidad.

Diseño y concepto

Para esta versión, la marca ha hecho hincapié en la comodidad y ergonomía en el modelo, de hecho se inspiraron en las motos crucero, por lo que vemos los posa pies adelantados, además cuenta con paquetes de personalización que pueden adaptar la unidad a la altura del usuario.

El grado de personalización es muy importante y la marca ha desarrollado sus propios accesorios, mismos que mejoran la comodidad para el usuario y pasajero, así como la capacidad de carga y claro, la parte visual.

En cuanto al diseño las cosas cambian totalmente en comparación de las versiones RS y RT ya que gana un frente más voluminoso que alberga puntos colectores de aire para el bloque de 1.330, esto no penaliza el espacio de carga frontal donde un casco entra sin problemas. El juego de luces superiores provienen del modelo RT, pero incorpora nuevos faros laterales de xenón.

El resto del diseño se mantiene similar pero puede variar totalmente gracias a los cambios en el asiento, escape y molduras.

El manejo

Este punto es muy particular ya que por una parte el Spyder F3 nos brinda las sensaciones a de aceleración, viento y e incluso libertad que da una moto, con la seguridad en ocasiones psicológica de tener tres ruedas, esto nos quita ciertos miedos para salir a la carretera donde los viajes serán tranquilos siempre y cuando no abusemos del acelerador.

La estabilidad es muy buena así como la recuperación de velocidad, la comodidad de usar un pedal de freno nos hace pensar en un auto sin movimientos nerviosos.

Por otra parte tenemos el lado salvaje del modelo, aquel que exige un manejo más físico por parte del piloto, es decir que para dar una vuelta a velocidad se necesita inclinar ya que la fuerza centrifuga se siente y mucho. Aunque en este modo existe la limitante electrónica, ya que los sistemas de ayuda entran y corrigen siendo un tanto intrusivos por momentos.

La aceleración según la ficha técnica es de 4.8 segundos para llegar a los 100 km/hr esto nos da la idea de lo que se siente estar en el F3, a esto se le suma el sonido del motor.

El Spyder F3 es un gusto culposo un capricho si usted quiere, pero abre un nuevo abanico de oportunidades para salir a la carretera disfrutando un viaje solo o acompañado y también pudiendo ir tranquilamente a un destino lejano o acelerando en una pista.

Spyder F3 se ofrece en tres variantes de base y los precios son:

F3 SM6 (manual) 301 mil 519 pesos
F3-S SM6 (manual) 341 mil 926 pesos
F3-S SE6 (semi automático) 349 mil 627 pesos