Pocas motos son referente de un segmento o incluso de una marca, más allá de la historia de la división Motorrad de BMW el “apellido GS” se ha forjado una reputación en competencia y en el uso mixto, siempre evolucionando y marcando el paso de las tendencias en tecnología y ayudas al manejo.

A finales del 1970 nació la R-80 GS, moto que se basaba en los modelos para calle pero con mejoras en la suspensión, altura y desempeño, además esta moto sentó las bases de lo que tenemos ahora como lo es el cardán que hace también las funciones de basculante trasero monobrazo y el motor boxer que en aquellas épocas brindaba 50 hp.

La evolución continuó con los años, donde vimos pasar los modelos R 100 GS, R 1100 GS y hasta el 2004 la R 1150 GS que siempre mantuvieron una vista muy similar y todos los elementos de diseño que la hicieron clásica. En el apartado mecánico se experimentó en materiales de construcción que redujeron su peso y brindaron un chasis más rígido. En el 2005 llegó la generación que vemos hoy (con cambios estéticos en este largo tiempo) que la han mantenido como una de las favoritas, aunque ahora en la versión 2015 que probamos también incorpora electrónica que puede o no ser de su agrado.

BMW R 1200 GS

BMW R 1200 GS. Foto: Ricardo Silverio

Apartado mecánico

La R 1200 GS cuenta con un motor boxer de dos cilindros con refrigeración aire/líquido, el cual genera 125 hp y un par motor de 125 Nm, la caja de cambios es de seis marchas con asistente semisecuencial que en aceleración y desaceleración prescinde de presionar la maneta del clutch. La potencia a la llanta trasera se realiza por medio de cardán.

La suspensión cuenta con una carrera útil de 190 mm adelante y 200 atrás, como ya es casi una tradición cuenta con los sistemas paralever y telelever, que en palabras más sencillas son unas “suspensiones para las suspensiones” estos elementos evitan que la moto se “pique” hacia adelante cuando frenamos y se recargue hacia atrás al momento de acelerar, teniendo así un manejo más estable. Para detener este conjunto de 238 kg cuenta con doble disco de freno flotante de 305 mm al frente y 276 mm en la parte trasera. Esto viene con sistema ABS integral que puede desconectarse. El tanque de combustible es de 20 litros.

Electrónica

Como les comentaba, la R 1200 GS cuenta con muchos apoyos electrónicos que provienen de otros modelos de su portafolio, por ejemplo el cambio de velocidades sin necesidad de clutch que vimos primero en la S 1000 RR, también cuenta con encendido sin llave (key less) y los ya conocidos sistemas Dynamic ESA que adapta la suspensión dependiendo del terreno que circulemos y los modos de conducción que varían la entrega de potencia e intervención de los controles de estabilidad y frenos ABS.

BMW R 1200 GS

BMW R 1200 GS. Foto: Ricardo Silverio

Diseño

Pocas letras podemos verter aquí cuando podemos ver las imágenes de la R 1200 GS que guarda las formas generales de aquella moto presentada en la década de los 80´s y cabe señalar que hace unos meses BMW le dio un retoque al diseño, brindándole formas afiladas en el poco carenado y privilegiando las formas del chasis tubular, motor y cardán, aunque al verla nos damos cuenta de que tiene dimensiones un tanto masivas, y eso que todavía está la R 1200 GS Adventure que es aún más grande.

El tablero multifunciones es sencillo y claro y puede controlarse desde el manillar izquierdo por medio de una rueda que sigue el sistema que utiliza BMW autos y Mini.

El manejo

Hacía tiempo que no tenía la oportunidad de subirme a esta moto de hecho creo que fue un par de años y al verla de nuevo me acordé que me resultaba algo incómodo para el uso diario ya que el peso en la parte intermedia del chasis la hace complicada en situaciones de baja velocidad, además del ancho del asiento. Ahora me doy cuenta que lo primero sigue y lo segundo desapareció dejando así un mejor apoyo de los pies al estar parados. La posición de manejo sigue siendo cómoda y relajada con un parabrisas regulable que a velocidad funciona bien.

Con mi llave guardada en el bolsillo presiono el botón de encendido (cosa que al igual que la R 1200 R no me gusta nada) y escucho ese sonido tan particular de los escapes BMW, ronco y poderoso incluso a bajas revoluciones. Desde este momento me percato de la entrega de potencia tan lineal y basta con llegar a las 4.000 revoluciones para poder presionar el pedal del cambio para ascender sin perder tiempo ni impulso.

Al momento de acelerar las cosas cambian en cuanto al control, ya que el motor boxer apoya el curveo y se logran inclinaciones dignas de una deportiva, pudiendo así tomar curvas cerradas a velocidad y gracias a los controles de tracción tendremos un sentir de mayor seguridad. La velocidad máxima según la ficha técnica es mayor a los 200 km/hr y les creo solo que nunca pudimos desarrollar mucho en la prueba realizada, aunque lo que logramos mantuvo a la R 1200 GS estable y sin mayor incidencia del aire sobre el cuerpo.

El freno es potente y detiene el impulso de la R 1200 GS, y a esto le sumamos el Telelever que evita que la suspensión delantera se comprima y comprometa una vuelta en un momento de pánico. La potencia es contundente incluso en la recuperación de marcha a velocidad de crucero.

Posteriormente nos enfrentamos a una situación de tierra, o más bien lodo debido a las lluvias, por lo que la prueba tuvo que ser con mayor cuidad y no es que la R 1200 GS no pueda, el problema es que de serie cuenta con llantas pensadas más para el pavimento por lo que el agarre era mínimo. En este punto se desconectó el ABS, la suspensión se puso en lo más suave y los reglajes de entrega de potencia se pasaron al modo Enduro.

Las cosas en el lodo no fueron fáciles, y esto aumentó con el problema del peso y altura a baja velocidad que tiene la R 1200 GS, pero al final el saldo fue blanco sin caídas aun con esas llantas por lo que una terracería normal no será mayor problema, pero si se piensa dar realmente un uso mixto se podría optar por otro juego de neumáticos.

La modernidad tecnológica llegó a la R 1200 GS, algo que puede o no gustar, tomando en cuenta que esta moto está hecha para la aventura, y esas ayudas y comodidades que tiene se contraponen con su espíritu, la moto se siente sobre asistida pero tal vez es lo que usted busque, una unidad cómoda que le haga sentir el motociclismo con toda la seguridad que brinda el desarrollo BMW.

Costo de la unidad probada al mes de septiembre de 2015 es de 250.300 pesos.