Durante el centenario del BMW Group en 2016, la empresa adopta una perspectiva especialmente amplia hacia el futuro y desarrolla vehículos visionarios que anticipan las necesidades de movilidad de las personas aproximadamente tres décadas y ofrece las correspondientes soluciones. Se parte del cimiento de que la movilidad tendrá un carácter cada vez más versátil e interconectado.

El BMW Motorrad VISION NEXT 100 es un símbolo de la vivencia de conducción total. La ausencia de casco y cualquier otro tipo de ropa protectora permite al conductor sentir las fuerzas centrífugas, la aceleración, el viento y la naturaleza. El conductor podrá sentir su entorno con todos los sentidos y disfrutar cada momento. El diseño del BMW Motorrad VISION NEXT 100 es la esencia de la motocicleta: la unidad perfecta entre el hombre y la máquina. Todos y cada uno de sus detalles están diseñados con una gran calidad. Para ello, el equipo de diseño se basa en los detalles formales característicos de la historia de BMW Motorrad y los interpreta de nuevo, tanto desde el punto de vista óptico como funcional.

BMW Motorrad VISION Next 100

BMW Motorrad VISION Next 100. Foto: BMW

Chasis triangular: un icono clásico completamente renovado

El chasis triangular negro de BMW Motorrad VISION NEXT 100 hace una referencia deliberada a la forma de la primera motocicleta BMW, la R32 de 1923, pero la reinterpreta como una escultura funcional: el chasis une las ruedas trasera y delantera con un impulso dinámico. Carece de baleros y articulaciones visibles, por lo que su aspecto es el de una pieza de fundición.

La vista lateral del chasis hace que el BMW Motorrad VISION NEXT 100 tenga el aspecto de una motocicleta “naked”. La posición del asiento hace que la ergonomía esté diseñada como en una roadster. La inteligente distribución de las superficies aporta al chasis, el parabrisas y la protección contra las inclemencias climatológicas de una motocicleta totalmente carenada. La superficie del chasis está fabricada de tela de color negro mate. Su brillo de seda y las finas líneas realzan de nuevo la forma característica del chasis, reinterpretando al mismo tiempo un detalle clásico de BMW con un aire moderno. El logotipo de BMW destaca perfectamente en el chasis oscuro: mientras se conduce, se ilumina con los típicos colores azul y blanco.

BMW Motorrad VISION Next 100

BMW Motorrad VISION Next 100. Foto: BMW

“Flexframe”: dirección asistida por el chasis

El “Flexframe” aparece como un todo individual desde la rueda delantera hasta la trasera del BMW VISION NEXT 100. Su flexibilidad permite realizar maniobras de giro sin las articulaciones habituales de hoy en día. Si se mueve el manillar, todo el chasis se deforma lo que permite cambiar de dirección. Las fuerzas necesarias varían en función de la situación de la velocidad: las maniobras de giro en alto total son especialmente fáciles, mientras el chasis ofrece una gran rigidez a grandes velocidades.

Tren motriz inspirado en el motor bóxer de BMW

El motor se encuentra en el centro del chasis triangular. Se trata de un elemento de estilo con reminiscencias históricas: su forma y su ejecución recuerdan al tradicional motor bóxer de BMW que, sin embargo, aloja la unidad de accionamiento sin emisiones. La estructura exterior del bóxer cambia dependiendo de la situación de la velocidad. En estado de reposo se mantiene compacto, y en cuanto empieza el desplazamiento, el bloque motor se despliega. Durante el viaje, esto le permite optimizar la aerodinámica y la protección contra las inclemencias climatológicas de la motocicleta. El aluminio pulido pone en escena el acabado de gran calidad de este componente.

BMW Motorrad VISION Next 100

BMW Motorrad VISION Next 100. Foto: BMW

Forma minimalista y detalles de gran calidad

BMW Motorrad VISION NEXT 100 posee una imagen muy esbelta y enfocada a la conducción. El diseño de la sección frontal es minimalista, perfeccionado con detalles de gran calidad. Encima de la rueda delantera se encuentra un reflector de metal integrado en el chasis. Allí está alojada la luz de conducción diurna compuesta por dos elementos en forma de U colocados uno encima de otro. El reflector se emplea además como superficie deflectora del viento. Al estar unida al pequeño parabrisas integrado crea un flujo de aire optimizado desde el punto de vista aerodinámico.

Piezas de la carrocería, como el asiento, la cubierta superior del chasis y las salpicaderas, están fabricadas en carbono.

Las funciones de luz trasera e intermitente son realizadas por dos lámparas rojas debajo del soporte del asiento; recordando así la forma característica en C doble de las luces traseras de las motocicletas BMW actuales y proporcionando una nueva interpretación para el futuro.

Los neumáticos no sólo poseen una función de amortiguación, sino que su perfil variable se ajusta de forma activa al terreno. Esto garantiza una adherencia óptima al suelo en cualquier situación de velocidad.

BMW Motorrad VISION Next 100

BMW Motorrad VISION Next 100. Foto: BMW

Elementos análogos en una era digital

En la renuncia a indicadores, cables y botones, llama especialmente la atención un elemento dentro de las formas claras de la sección frontal: un interruptor rojo situado en el extremo derecho del manillar. Este ha sido realizado de forma consciente como elemento mecánico que bloquea o libera el puño del acelerador. Una referencia a la experiencia análoga, durante la conducción inicial de las motocicletas.

¿En qué mundo se moverá la motocicleta del futuro?

Cuando se diseñó el BMW Motorrad VISION NEXT 100, el equipo se adelantó algunas décadas. En el futuro, el mundo estará determinado por la interconexión y una digitalización omnipresente. La mayoría de los vehículos se desplazarán de forma autónoma y la vida estará en gran parte organizada por servicios digitales. Cada vez más personas vivirán en un entorno urbano.

“Self Balancing”: sistemas de asistencia activos e inteligentes

Los sistemas de asistencia activos del futuro equilibrarán automáticamente la motocicleta durante la marcha y la parada. Esto permitirá a los sistemas ofrecer a la motocicleta más estabilidad y al conductor más seguridad en determinadas situaciones de marcha. Los principiantes tendrán un acompañante seguro en cualquier situación. No es posible que se produzcan accidentes. La motocicleta se equilibrará sola también parada y permanecerá derecha incluso si el conductor ya se ha bajado.

Los sistemas proporcionan también una vivencia de conducción especialmente ágil y dinámica. Mientras los conductores experimentados disfrutarán de una motocicleta todavía más manejable. Los sistemas de asistencia ampliarán sus habilidades. Cualquier conductor, independientemente de sus habilidades y práctica, podrá ampliar sus límites constantemente y mejorar sus vivencias de conducción. De este modo, todos los viajes se convertirán en una experiencia de libertad desde el principio.

BMW Motorrad VISION Next 100

BMW Motorrad VISION Next 100. Foto: BMW

El acompañante digital interconectado.

El BMW Motorrad VISION NEXT 100 y el equipamiento de motociclista de diseño propio constituyen una unidad funcional que apoya al conductor como un “acompañante digital” dependiendo de la situación con información o actuando de forma activa si es necesario. La prioridad absoluta es, en todo momento, la vivencia de conducción. El acompañante digital es muy discreto: siempre está activo, pero trabaja de fondo sin que se note hasta su actuación. Como indicación mediante la interfaz de usuario o como sistema de asistencia: solo hará acto de presencia cuando sea necesario o si así lo desea el conductor.

El visor: la información correcta en el momento apropiado

La parte más importante del intercambio de información entre el conductor y el vehículo se realiza a través del visor, unos lentes de datos con protección contra el viento, que abarcan el campo visual. El visor proyecta datos relevantes para la situación directamente en el campo visual del conductor. Este se divide en cuatro zonas de indicación que se controlan con la altura de la mirada: el contenido mostrado se modifica dependiendo de si el conductor sube o baja la mirada. El nivel de mirada normal no muestra nada de forma intencionada durante el recorrido lo que permite concentrarse plenamente en disfrutar de la conducción. El visor solo se activa si es necesario actuar o el conductor desea obtener determinada información.

Si mira hacia arriba, el conductor obtendrá una “función de retrovisor” que le muestra lo que está sucediendo detrás de él. Si el conductor baja la vista un poco por debajo del nivel de mirada normal, se abre un menú con el que podrá acceder a cada una de las funciones con control de gestos con los dedos. Si mira más abajo, se abre el mapa que muestra la ruta elegida por el conductor.

BMW Motorrad VISION Next 100

BMW Motorrad VISION Next 100. Foto: BMW

Equipamiento de motociclista

La ropa para motociclistas del BMW Motorrad VISION NEXT 100 es una parte fundamental de esta vivencia de conducción única. El ligero traje de diseño clásico en blanco y negro refuerza la sensación de libertad durante el viaje. Se trata tanto de una prenda de moda como de una protección contra las inclemencias climatológicas y el viento. Si es necesario, una función de climatización enfría o calienta al conductor. Una cremallera diagonal sobre la pechera recuerda a la ropa tradicional para motociclistas. La estructura de cinta flexible del traje y los zapatos está inspirada en las áreas de los músculos del cuerpo humano. Esta puede apoyar activamente al conductor dependiendo de la situación de velocidad, aliviándolo de este modo.

La zona de la nuca de la ropa se puede llenar de aire a mayor velocidad, lo que brinda soporte a la columna vertebral y aumenta la comodidad. Las aberturas variables ofrecen una ventilación adicional. La ropa no posee ninguna función de seguridad, aparte de las funciones de comodidad mencionadas, ya que los sistemas de asistencia inteligentes las hacen innecesarias.

Los sensores del equipamiento supervisan con datos como el pulso y la temperatura corporal para que el traje pueda regular adecuadamente la climatización en caso de sentir frío o calor. La ropa ofrece, mediante elementos vibratorios en los brazos y las piernas, indicaciones para la navegación, o muestra que se ha alcanzado el límite de inclinación. Esto convierte al conductor y la motocicleta en una unidad funcional que permite disfrutar de la conducción con mayor intensidad.