BMW en el mundo ha comenzado a diversificar su portafolio de productos y las familias ya conocidas como GS, Sport o Roadster han tenido nuevos integrantes en nuevos segmentos.

La marca alemana ha comenzado a seguir la tendencia de usar como base una moto existente y desarrollar derivaciones. Este es el caso de la BMW S 1000 XR que se presentó el día de hoy en México, y que tiene como base a la “todo poderosa” deportiva BMW S 1000 RR. Con esta versión la BMW S 1000 RR ya tiene “dos primas”, ya que también tenemos a la del segmento roadster BMW S 1000 R, sí, tal vez es un lío con los nombres tan similares, pero son motos con enfoques totalmente distintos.

Esta moto es “tipo” doble propósito, ya que no se compara con la gama GS se trata más bien de una moto deportiva cómoda. La BMW S 1000 XR competirá en un nicho muy cerrado que por ahora sólo tiene como exponente a la Ducati Multistrada, ambas una suerte de motos de turismo deportivo algo más versátiles y potentes basadas en motos deportivas.

La BMW S 1000 XR tiene obviamente una mayor altura con respecto del chasis al suelo con respecto a la S 1000 RR, pero toda la mecánica e incluso la caja de cambios asistida es la misma. Los neumáticos y rines son iguales por lo que restan capacidades fuera de camino. La posición de manejo es más cómoda y ahora se beneficia con el parabrisas de altura regulable y la capacidad de albergar maletas de carga, bolsas para tanque, GPS, y en general un manejo más confortable.

En el apartado mecánico esta moto no es tan extrema como su hermana deportiva y se queda “sólo” con 160 hp, extraído del motor de 999cc, el par motor se ubica en los 112 Nm suficiente para mover el conjunto de 228 kg en orden de marcha.

La BMW S 1000 XR se comercializará en México en 3 versiones, su precio de inicial es de 258 mil 100 pesos y aumentará hasta el rango de los 305 mil pesos según las opciones de sistemas ayudas electrónicas y aditamentos para viaje que agreguemos.