Las motocicletas tipo scrambler están arraigadas en la historia de BMW Motorrad. Concretamente, BMW presentó la R 68 en el salón de la bicicleta y motocicleta IFMA del año 1951 de Frankfurt, una motocicleta provista de un sistema de escape 2 en 1 montado de forma elevada, que usaba el legendario piloto Schorsch Meier para competir en carreras.

Este tipo de motos por lo regular cuentan con neumáticos todo-terreno, su tubo de escape elevado, el mayor recorrido para amortiguar y la cómoda posición del asiento, las scrambler (que da un significado de trepadora), de los años cincuenta hasta los sesenta permitían que sus pilotos disfrutaran al máximo, ya sea conduciendo por carreteras sinuosas, o por pistas de terracería, al margen de los caminos asfaltados. Por lo tanto, estas motocicletas tenían un espectro de utilización más amplio. Quien conducía una scrambler era una persona que usaba su motocicleta al margen de los estándares establecidos.

BMW R nineT Scrambler

BMW R nineT Scrambler. Foto: BMW

La nueva BMW R nineT Scrambler, una motocicleta que consigue revivir de manera muy especial la era de las clásicas scrambler. Y lo hace con todo lo que caracteriza a un tipo de motocicleta definida a través de un espíritu especial, creada para entusiastas de las motocicletas puristas, con lo indispensable, amantes de lo diferente.

En el apartado mecánico se apuesta por el clásico y potente motor boxer refrigerado por aire, que aporta un diseño característico gran par y un sonido inconfundible. Este bloque de 1.170 cc genera 110 hp y un par de 116 Nm. A las 6.000 revoluciones.

Los dos tubos de escape superpuestos de elevada línea acentúan el carácter clásico de la Scrambler. Los tubos están muy cerca del cuerpo de la motocicleta, acentuando así su imagen esbelta. Con este escape, el motor bóxer entrega su inconfundible sonoridad, aunque, al mismo tiempo, respeta la norma de niveles de ruido ECE R41-04. La limpieza más eficiente de los gases de escape está a cargo de un catalizador de mayores dimensiones.

El montaje de la suspensión delantera está a cargo de una horquilla telescópica con fuelles de goma y recorrido de 125 milímetros. Tal como es usual en las motocicletas de la marca con motor bóxer, el montaje de la suspensión posterior está a cargo de un monobrazo Paralever. Un amortiguador y resorte centrales se ocupan de la amortiguación y suspensión. El recorrido de la suspensión trasera es de 140 milímetros.

La dinámica R nineT Scrambler incluye de serie un sistema de frenos con cálipers de cuatro pistones, tuberías de freno con trenzado metálico, sistema antibloqueo ABS, y discos delanteros de 320 milímetros de diámetro. La motocicleta tiene atrás un disco de 265 milímetros de diámetro, con cáliper flotante de dos pistones.

Tal como ya lo hizo con la R nineT, BMW Motorrad también le ofrece la posibilidad a numerosos amantes de las motocicletas de modificar creativamente su Scrambler, según sus preferencias personales. La gama de posibles modificaciones incluye la posibilidad de solicitar accesorios originales de BMW Motorrad, pero también componentes y accesorios ofrecidos por terceros. De esta manera es posible crear una motocicleta única.