La G 310 GS es una auténtica GS: un producto altamente contemporáneo con un nivel de versatilidad que no tiene rivales en este segmento en la actualidad. Es ligera y ágil en el tráfico de la ciudad, mientras que en terreno ligero es robusta por completo. Esto la hace la compañera perfecta para las aventuras de la conducción diaria. La GS es compacta en extremo, pero madura y cómoda, y abre todo un mundo nuevo a la experiencia de manejar una motocicleta dentro de su segmento. Es justo esta versatilidad la que hace única a la G 310 GS en el segmento básico.

La BMW G 310 GS puede identificarse como una GS auténtica a primera vista. Con su defensa frontal alta característica, su llamativa “flyline”, y su parte trasera corta y alta, la BMW G 310 GS incluye los elementos clásicos de sus hermanos mayores GS. Sus proporciones compactas con una distancia corta entre ejes, una llanta delantera de 19 pulgadas y un muelle extendido hacen que la postura erguida típica prometa una respuesta ágil y veloz.

BMW G 310 GS

BMW G 310 GS. Foto: BMW

Innovador motor de un solo cilindro para mayor diversión y adecuación al amplio rango de usos a nivel mundial.
La atracción principal de la nueva BMW G 310 GS es el motor de 313 cc de un solo cilindro con enfriamiento por líquido tomado de la G 310 R con cuatro válvulas y doble árbol de levas a la cabeza junto con inyección electrónica de combustible. La capacidad de 313 cc proviene de un diámetro de 80 milímetros y una carrera de 62.1 milímetros.

Una característica destacada del motor de un solo cilindro en la G 310 GS es el hecho de que su cilindro está recostado hacia la parte trasera y la cabeza del cilindro está rotada 180 grados: entrada al frente, salida atrás. Esta configuración sigue la lógica de un suministro directo a la mezcla de aire limpio y combustible que aumenta la potencia y también tiene consecuencias positivas en términos de la arquitectura de la moto. Con una potencia de 34 hp a 9,500 rpm y un par motor máximo de 28 Nm a 7,500 rpm, el motor de la nueva G 310 GS es el compañero ideal para el placer de conducir junto con un bajo peso en orden de marcha de 169.5 kilogramos de acuerdo con la norma DIN.

BMW G 310 GS

BMW G 310 GS. Foto: BMW

Dado su buen equilibrio rígido, ofrece la base para una excelente estabilidad de conducción y una respuesta precisa en la dirección. La suspensión en la llanta delantera se realiza por medio de una sólida horquilla invertida, en tanto que la trasera tiene un brazo oscilante de aluminio junto con un arreglo resorte-amortiguador que se monta directamente sobre éste.

Como todas las motocicletas BMW, la nueva G 310 GS viene con ABS de serie. Combina un sistema de frenos de alto desempeño con ABS de dos canales para una desaceleración eficiente y frenado en distancias cortas. Para su uso en terracerías, el ABS en la nueva G 310 GS puede desactivarse al presionar un botón, si es necesario. El grupo de instrumentos de la G 310 GS tiene una pantalla grande de cristal líquido que ofrece una claridad excelente y un rango amplio de información.