La mayoría de las personas conoce a la marca Yamaha como fabricantes de motocicletas (y bueno, también la división de instrumentos de música) pero en su largo historial también ha incursionado en el mundo de las cuatro ruedas, desde la preparación y puesta a punto de los motores del Ford Taurus SHO, Volvo XC90 y el Lexus LFA hasta la creación del OX99-11.

El Yamaha OX99-11 fue un auto creado por la marca en 1993 cxon chasis hecho de materiales exóticos para aquellas fechas y un motor V12 de 3.5 litros, el cual además contaba con una extraña aerodinámica basada en los autos fórmula.

Aquello se quedó como un concepto, pero en Yamaha la idea de un auto se mantuvo latente, la infraestructura que se requería era demasiada por lo que se necesitaba una sociedad. Por otra parte Gordon Murray un visionario de las competencias y creador del McLaren F1 comenzó a desarrollar un nuevo auto citadino con construcción modular denominado iStream.

Murray también buscó alguna sociedad con alguna automotriz sin éxito y con el tiempo comenzó a trabajar con Yamaha y en pasados años se habían mostrado bocetos y la idea de que la construcción modular del Yamaha Sports Ride Concept pudiera convertirlo desde un auto deportivo hasta en un auto citadino tipo Smart.

Yamaha Sports Ride Concept

Yamaha Sports Ride Concept. Foto: Yamaha

Yamaha Sports Ride Concept

Ahora durante la apertura del Salón de Tokio, Yamaha ha presentado este biplaza conceptual que goza de un diseño moderno y atractivo de apenas 3.9 metros de largo y un peso que ronda los 750 kg. Números que lo sitúan cerca del KTM X-Bow.

En el apartado mecánico ofrece un bloque de tres cilindros que puede generar 80 o 100 hp, este bloque posiblemente provenga de la moto FJ-09, por lo que en un futuro podría incrementar su potencia. De momento la relación entre el peso y la potencia es de 7.5 kg por hp.

Algo interesante del modelo es que es muy probable que llegue a producción debido a que es relativamente barato de producir ya que el concepto iStream de Murray es básicamente una estructura modular a la que se le adaptan partes de carrocería por lo que se podrían tener beneficios casi inmediatos para la marca con producciones reducidas,

Por otra parte Yamaha ha estado buscando esta oportunidad de tener un auto, solo bastará esperar la fecha en la que decidan llevarlo a las concesionarias, mercados y claro, los precios que pueden determinar el éxito de un modelo pasional como el Yamaha Sports Ride Concept.