El cuerpo policiaco sueco recibirá sus autos policía Volvo V90 a principios del próximo año, luego de que ésta estate wagon alcanzara recientemente una alta calificación en la exigente prueba de conducción que aplica la policía de aquél país escandinavo.

Las demandas dentro de los vehículos de emergencia son mucho más altas que en los vehículos comunes. Y además de esto, a diferencia de otros países, en Suecia el auto policía es considerado como lugar de trabajo. Esto significa que el vehículo en cuestión debe cumplir con exigencias muy estrictas en áreas como el performance, la comodidad, la calidad del equipamiento y la ergonomía para calificar como un auto policía.

La prueba de auto para la policía sueca se centra en cinco áreas: una prueba de frenado, una carrera de obstáculos, pruebas de acción evasivas con y sin frenado, y la conducción de alta velocidad. La puntuación total que logró el V90 fue de 9,2 sobre 10, la calificación más alta alcanzada por un automóvil en la historia de ésta exigente prueba.

El protocolo final de la prueba del V90 testeado por la policía sueca concluyó “En general, es difícil encontrar alguna falla en el auto. El chasis, la dirección, la suspensión, el control de tracción y el tren motriz muestran un rendimiento ejemplar. Los cambios rápidos de carril en altas velocidades se sienten engañosamente fáciles, el auto hace lo que quieres que haga, sin que las fuerzas G laterales lo sacudan”

Mientras que la policía sueca será la primera en usar el V90, Volvo Cars vende ya sus autos policía en otros países. En los últimos años, fuerzas policiales en diferentes países han utilizado Volvos, los casos de Noruega, Italia, Reino Unido y Países Bajos. El V90 desde éste momento, también estará disponible para cualquier escuadrón de policía en todo el mundo.
Con este auto policía V90, Volvo lleva la experiencia de la conducción altamente refinada de su galardonado state wagon V90, a un siguiente nivel. Transformando un auto Premium en un vehículo de emergencia que sea adecuado, el departamento Volvo Car Special Products modificó el vehículo para satisfacer las demandas específicas de las fuerzas policiales.

Por ejemplo, el chasis se hizo más fuerte y más dinámico, los frenos y la suspensión se mejoraron y el vehículo está totalmente equipado con todas las herramientas necesarias y equipo de comunicación utilizados por las comisarías suecas. Transformando en tan solo una semana un V90 estándar en un auto policía, gracias a la planta de fabricación especial de Volvo Cars en Torslanda, Suecia.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=gYnFlMg0y5o]