Por fin, se presenta la nueva generación de la Volkswagen Tiguan que para el gusto de los nacionalistas está hecha en México en la planta de Puebla y utiliza la plataforma MQB que encontramos en otras marcas del grupo como Seat o Audi, aunque se nota mucho la diferencia entre cada una.

Para bien o para mal durante la prueba de manejo que tuvimos con la Volkswagen Tiguan nos tocó la versión con motor de 1.4 litros, que en la generación anterior se sentía más apta, ligera y ágil, pero ahora el peso le juega en contra y se notaba mucho el esfuerzo del motor y por supuesto, un consumo mayor al tratar de mantener el paso de las de 2.0 litros.

Volkswagen Tiguan

Volkswagen Tiguan. Foto: Ricardo Silverio

La nueva Tiguan presenta un diseño acorde al resto de la gama, con una parrilla estilizada con detalles en cromo y flanqueada por el juego de luces que según versión tendrán LED total. La parte trasera es algo genérica sin aportar algo realmente novedoso, aunque como ya sabemos en cuanto a gustos siempre serás tú el juez.

En la parte interior por fin hubo cambios profundos en el diseño, al menos en la consola central que opta por una gran pantalla táctil de diseño oscuro que se integra de buena manera al diseño sobrio. Los instrumentos detrás del volante se mantienen análogos como siempre al igual de la pequeña pantalla entre ellos con la información de la computadora de viaje. El volante multifunción tiene un buen tacto al igual que la palanca de cambios.

Volkswagen Tiguan

Volkswagen Tiguan. Foto: Ricardo Silverio

Si bien el diseño de los paneles de las puertas, tablero, asientos (que son muy cómodos) es muy cómodo, algunos elementos al tacto se sienten demasiado plásticos, al menos en la versión 1.4 l, algo que sin dudas no está bien por el rango de precios que tiene Volkswagen Tiguan.

Nuestro primer contacto de manejo

La prueba que vivimos nos llevó por climas inclementes, saliendo de Monterrey, Nuevo León, rumbo a Coahuila donde el termómetro marcaba por momentos hasta 40°. Comencé por largas rectas de autopistas donde pude sentir el esfuerzo del motor 1.4 l de 150 hp, incluso en el modo manual con paletas de cambio detrás del volante, y para poder mantener una velocidad crucero constante tenía que estar usando la cuarta y quinta marcha lo que repercutía en un mayor consumo de combustible.

Volkswagen Tiguan

Volkswagen Tiguan. Foto: Ricardo Silverio

En cuestión del manejo, esto lo hace bien Volkswagen, con una puesta a punto intermedia que permite apuntar bien con el volante, pero que filtra bien las imperfecciones del camino, haciéndola cómoda para el uso diario. El paso por curva se puede hacer rápido con una ligera tendencia de movimiento trasero, nada de qué preocuparse y la frenada fue potente en todo momento.

Luego de la decepción de la respuesta del motor 1.4 l cambié de mentalidad al uso para el que está destinada esta versión, ciudad y comodidad de manejo, esto lo logra y muy bien incluso sin ser off road, la altura y suspensión la dejan moverse bien por caminos de tierra, piedras y arena, como lo que vivimos en las Dunas de Yeso y Minas de Marmol en Coahuila, lugares realmente mágicos y poderosos.

Volkswagen Tiguan

Volkswagen Tiguan. Foto: Ricardo Silverio

En este primer contacto me llamó mucho la atención la opinión de los colegas del medio en dos puntos, uno es que la compararon directamente con su prima de Seat, la Ateca(que nosotros no hemos manejado) que solo ofrece el motor 1.4 de 150, sí, el mismo de la Volkswagen Tiguan pero según ellos tiene una mejor sentir. En la opinión generalizada también hablaron sobre el diseño que no aportaba nada novedoso al modelo, y esto se los comento en estas líneas ya que algunos de los colegas no expresarán su opinión en sus respectivos medios por quedar bien con las marcas.

Volkswagen Tiguan

Volkswagen Tiguan. Foto: Ricardo Silverio

Hace una semana estuvimos en la presentación de Peugeot 3008, que tiene un precio mayor desde las versiones de entrada (unos 40.000 mil pesos más) pero en cuanto a diseño y equipo de serie desde la versión baja está mejor equipada y en cuanto al tope de gama de ambas resulta que Peugeot es más barata por 10.000 pesos, esto deja un poco mal a la alemana, pero seguramente será un éxito de ventas por la legión de seguidores que tiene Volkswagen, pero si estás pensando adquirir un SUV y lees esto antes de tomar una decisión, prueba la Peugeot 3008.

Volkswagen Tiguan

Volkswagen Tiguan. Foto: Ricardo Silverio

Tal vez la versión 1.4 l sobre en nuestro mercado porque si bien es un buen motor, tiene que mover un conjunto muy pesado, por lo que tal vez solo sirva para la ciudad y sí, puede salir a carretera pero no esperes un buen desempeño. Por otra parte a los colegas que les tocó la versión 2.0 litros, hablaron maravillas, así que tocará esperar manejar dicha versión en una prueba de manejo a fonda a ver si eso es cierto.