Los motivos siempre sobrarán para crear una edición especial en el mundo automotriz, y en el caso de Lamborghini decidieron festejar el 50 aniversario de la marca con un modelo muy extremo, el Lamborghini Veneno que llevaba las líneas de diseño al límite incluso aun más que en el Egoiste.

De aquella versión del 2013 solo se crearon en principio tres unidades y luego se sumó una cuarta con carrocería coupé, para el año 2014 se sumaron nueve más pero con configuración roadster. Lo que hacía especial a este modelo además del diseño era la construcción y potencia, teniendo un chasis monocasco hecho en fibra de carbono reforzada con polímeros, y un chasis completamente en fibra con lo que el peso se quedaba en 1.450 kg.

En el apartado mecánico ofrece un bloque V12 de 6.5 litros que desarrolla 750 hp, esto aunado al peso permiten al Lamborghini Veneno tener una aceleración a los 100 km/hr en 2.8 segundos, algo que solo se puede comparar con motos deportivas de 1.000 cc.

Y bueno, uno de los primeros cuatro coupés se encuentra a la venta en el concesionario londinense de HR Owens, y obviamente este tipo de autos pocas veces ven las pistas o calle y solo se compran para especular y presumir. Y es que resulta un gran negocio, ya que por ejemplo hace tres años este auto costaba 3.58 millones de euros y ahora se oferta en 4.2 millones. Así que si usted quiere hacer un regalo (o regalárselo) y tiene esta suma de dinero más impuestos y traslados no deje pasar la oportunidad.