Marcas como Bentley o Rolls-Royce cuentan con diseños que podrían catalogarse como atemporales,, autos que mantienen su exclusividad y buen gusto con el paso del tiempo, algo así como un buen vino. Rolls-Roycecuenta con modelos como el Ghost, Wraith, Dawn y Phantom, pero este último dirá adiós este mismo año.

La gama del Phantom cuenta con las variantes Coupé y Drophead, las cuales también desaparecerán, aunque para los Drophead existirá una última edición de 50 unidades bajo el nombre de Zenith que tendrá un grado mayor de lujo y personalización.

Rolls Royce Phantom Zenith

Rolls Royce Phantom Zenith. Foto: Rolls-Royce

Esta séptima generación fue lanzada en 2003, es decir 13 años de existencia, donde los números de ventas no fueron todo lo esperados para la marca, por esto y las nuevas regulaciones de emisiones y consumos de combustible, era obligado un relevo generacional que llegará en 2018 con una nueva plataforma de aluminio.

En cuanto al diseño, en teoría no debería de cambiar mucho con respecto a la séptima generación ya que las formas “continuistas” de Rolls-Royce han sido parte de su identidad, aunque por otra parte y luego de ver la historia del Phantom (foto) podría ser un cambio radical para este “modelo de entrada” de la marca.

Rolls Royce Phantom Zenith

Rolls Royce Phantom Zenith. Foto: Rolls-Royce