Desde el lanzamiento del Rolls-Royce Phantom allá por 1925, se ha convertido en un ícono del lujo y opulencia, al alcance de muy pocos y sin ser un deportivo exótico es un auto de ensueño, en este camino de 92 años se han desarrollado apenas ocho generaciones, y es que este modelo se ha convertido en algo atemporal, ya que si bien vemos una base, el grado de personalización que ofrece hace que no existan dos iguales.

El diseño ha permanecido casi inalterado desde la séptima generación que se presentó en el año 2003 y el día de hoy vemos continuidad de esas líneas cuadradas e imponentes, y si bien parece más de lo mismo, no lo es ya que este modelo es nuevo completamente, por ejemplo el chasis de nueva construcción que es más ligero y que no se comparte con ningún otro modelo ni de BMW.

Rolls-Royce Phantom VIII

Rolls-Royce Phantom VIII

Este chasis que es un 30% más rígido será además la base para los futuros Rolls-Royce y de paso para el SUV. Las soluciones técnicas llegan con dirección a las cuatro ruedas, suspensión neumática autonivelable y claro, un trabajo excepcional en la suspensión, chasis y motor para hacerlo un auto silencioso y confortable.

Las plazas traseras gozarán de un aislamiento acústico total. En las fotos podemos ver al modelo “base”, antes que los usuarios le coloquen todos sus gustos y necesidades, pero algo que se ha mantenido es el “cielo” del techo que emula una noche estrellada, algo de dudoso gusto, pero los diseñadores de Rolls-Royce saben lo que hacen.

Rolls-Royce Phantom VIII

Rolls-Royce Phantom VIII

La consola central muestra un diseño sobrio que no abusa de botonería e insertos, tal vez por el hecho que esta parte siempre será vista por el chofer y rara vez el dueño lo manejará… que desperdicio.

En el apartado mecánico presume un nuevo motor, que si bien es turbo, mantiene la configuración V12, esto pone fin a una larga trayectoria de motores atmosféricos. Este nuevo doce cilindros de 6.75 cc ofrece 571 hp y un par motor inmenso de 900 Nm que se entrega a las 1.700 rpm (¡wow!), esto va asociado a una caja de cambios automática de ocho velocidades.

Rolls-Royce Phantom VIII

Rolls-Royce Phantom VIII

Y bueno, el precio, ni idea, no se ha dado a conocer por la premisa que cada uno costará distinto dependiendo de las necesidades, gustos y rarezas del cliente.