Porsche agrega a su portafolio el Cayman Black Edition. Esta serie, caracterizada por su inconfundible color negro y un equipamiento más completo, que estaba disponible solo para el Boxster y el 911 Carrera.

La combinación de la pintura negra y un interior tapizado parcialmente en cuero de ese mismo tono enfatiza la deportiva elegancia de los deportivos y su carácter intemporal. El equipamiento de serie de los modelos Black Edition incluye el Porsche Communication Management (PCM) con módulo de navegación, los retrovisores antideslumbrantes automáticos, el sensor de lluvia, el control de crucero, el asistente de parqueo delantero y trasero y el volante Sport Design.

El Cayman Black Edition está basado en el coupé deportivo de motor central bóxer de 2.7 litros que ofrece 275 caballos de potencia. A primera vista destaca por las llantas Carrera Classic de 20 pulgadas, los faros bixenón con Sistema de Luces Dinámicas Porsche (PDLS por su sigla en inglés) y las molduras opcionales de aluminio de las ventanillas laterales.

Para realzar el confort en el interior, el conductor y el pasajero disponen de climatizador independiente y asientos con calefacción. El Cayman Black Edition viene con el sistema de audio de gran calidad Sound Package Plus.

El Cayman Black Edition llegará a los mercados de América Latina a partir de enero de 2016.