Su fábrica principal de Stuttgart-Zuffenhausen trabaja con métodos de producción vanguardistas y, a plena capacidad, los 400 empleados pueden construir alrededor de 200 motores V8 cada día. El fabricante de autos deportivos invirtió cerca de 80 millones de euros (casi 90 millones de dólares) en las nuevas instalaciones.

“Porsche fabrica motores deportivos de altas prestaciones: desde el diseño hasta la producción en serie”, dijo Oliver Blume, Presidente del Consejo Directivo de Porsche AG. “Con los nuevos motores estamos ampliando nuestros conocimientos en esta materia. Así es como garantizamos a nuestros clientes el placer de conducción del mañana y aseguramos los puestos de trabajo de nuestros empleados. Al mismo tiempo, estamos sentando las bases necesarias para llevar con éxito a Porsche a la nueva era de la movilidad eléctrica”. La nueva planta de motores de Porsche también contribuirá a las sinergias dentro del Grupo Volkswagen. La idea es que, a partir de este momento, se produzcan en Stuttgart-Zuffenhausen los motores V8 para todas las marcas del Grupo.

Porsche planta motores

Porsche planta motores

El aspecto principal de la nueva planta de motores es su sistema de producción flexible, en el que la manufactura y la automatización están interrelacionadas de forma armoniosa y eficiente. El ensamblaje de los innovadores motores V8, que al principio sólo serán utilizados en el nuevo Panamera, requiere unos procesos extremadamente precisos. Este es el motivo por el cual la responsabilidad recae de manera muy especial en los hombros de unos empleados altamente cualificados y bien preparados.

Los empleados están asistidos por máquinas y herramientas vanguardistas. Alrededor de 100 innovaciones han sido incorporadas al concepto del sistema de producción. Por ejemplo, Porsche implementó vehículos de transporte industrial que son programables por el usuario. Estos transportadores eléctricos, alimentados por baterías de titanato de litio, circulan sobre una red de 16.000 imanes montados en el suelo de los dos niveles de la planta. Su flexibilidad hace posible adaptar fácilmente el proceso de producción a los potenciales cambios de producto y a nuevos métodos que se introduzcan con posterioridad.

Porsche planta motores

Porsche planta motores

Las herramientas son adaptables y los ajustes predefinidos de par o velocidad se pueden modificar en cualquier momento a través de la red electrónica de producción. Esto significa que no se limitan a un lugar específico de uso, sino que pueden ser empleados universalmente en el ensamblaje y sólo necesitan ser montadas en la nueva estación de trabajo (en el argot de producción son ‘recicladas’), para programarlas luego de cara a su nueva tarea.

Además, las herramientas ergonómicamente optimizadas simplifican las tareas a los trabajadores al mejorar su facilidad de utilización. Cada 3,5 minutos comienza el ensamblaje de un nuevo motor. Un total de 95 carros de piezas transportan los motores a lo largo de la línea, diseñada en forma de U y con una longitud de 432 metros (algo así como cuatro canchas de fútbol). Un motor de ocho cilindros es producido en 6,2 horas y en 110 ciclos de trabajo, de los cuales 71 son en las áreas de manufactura. Porsche está aumentando el uso de la digitalización y de la capacidad de gestión de datos en su proceso de producción para los nuevos motores V8.

Porsche planta motores

Porsche planta motores

La nueva planta de motores, cuya construcción comenzó a principios de 2014, está situada en la zona de expansión oeste del principal centro de producción de Porsche. La superficie construida es de alrededor de 10.000 metros cuadrados. La fábrica se subdivide en dos niveles, con la parte de logística en la planta baja y el ensamblaje de motores en el piso superior.

La estructura multifuncional del área de producción se reconoce por sus escasas características arquitectónicas permanentes, para no limitar un uso flexible. El concepto conserva la opción de añadir nuevos contenidos temáticos y nuevos productos. En consecuencia, la división y el perímetro de la nueva planta de motores han sido preparados para su crecimiento. El edificio fue construido en la zona noreste de un terreno de 25.000 metros cuadrados que Porsche adquirió para su expansión. La zona de entrada de tres alturas, con oficinas y espacios sociales, se encuentra en la parte frontal, por lo que el espacio para construir estructuras de expansión estará disponible en el otro lado del edificio. Dentro del edificio, el diseño arquitectónico reserva espacio para la instalación de otro nivel de trabajo en el primer piso.