En el presente el concepto de marca Premium se encuentra en una delgada línea que en ocasiones es más visual que mecánica, y esto es porque las marcas “normales” cada día dotan más a sus autos de equipo de serie que antes solo se encontraba en opción de precio elevado. Con la llegada del Peugeot 3008 se oferta un producto realmente interesante con equipo, diseño y mecánica que no le pide nada a un Audi Q3.

En esta ocasión hablar del diseño sobra un poco ya que en las fotos nos podemos dar cuenta del nuevo lenguaje de formas de la marca, con elementos sobredimensionados y combinando ángulos rectos con formas suaves, y claro elementos distintivos como la parrilla (con dos variantes según edición) y la emulación de colmillos flanqueándola.

Peugeot 3008

Peugeot 3008. Foto: Ricardo Silverio

Al interior las cosas son realmente atractivas, me atrevo a decir que más atractivas que las que emplea BMW que sigue con los mismos elementos desde hace tiempo. Peugeot 3008 presume líneas armoniosas con combinación de texturas de excelente tacto. A esto se suma un panel central orientado al piloto con detalles en aluminio pulido y botonería en estilo de “teclas de piano” que es sencillamente agradable. El volante cuenta con lo mínimo indispensable además de ofrecer el diseño deportivo de la gama GT Line.

Peugeot 3008

Peugeot 3008. Foto: Ricardo Silverio

Esta vista se ve complementada por la pantalla central táctil, una constante en la industria que nunca terminará de gustarme pero que no se nota sobrepuesta como en algunos casos de Mercedes-Benz. El tablero de instrumentos es totalmente digital y configurable, además la carga tecnológica que ofrece es realmente alta con sistemas de sensores perimetrales, cámara de reversa, asistente de frenado y cambio de carril involuntario, alerta de atención del conductor, vigilancia de ángulo ciego, cámara 360°, asientos delanteros con masaje y de paso sistema de “aromaterapia” con tres aromas de cartuchos intercambiables con los que podemos dar una nueva personalidad al auto cada que subimos.

Peugeot 3008

Peugeot 3008. Foto: Ricardo Silverio

Toda esta tecnología es la que podemos encontrar en las cinco versiones que encontraremos del Peugeot 3008, las cuales está divididas en Allure, Allure Pack, Allure Pack Diesel y GT Line Gasolina y Diesel y lo más importante de este abanico es que permitirá al usuario comprar lo que necesita en cuanto a equipamiento sin sacrificar tren motriz ya que en todos los casos los motores ofrecen la misma potencia.

Peugeot 3008

Peugeot 3008. Foto: Ricardo Silverio

Nuestro primer contacto con Peugeot 3008

Peugeot es una marca que siempre me ha llamado la atención y en la cual hemos podido ver su evolución entre cada generación, algo que gustó mucho fue su posición de manejo con el volante de dimensiones reducidas que la marca denomina Virtual Cockpit donde encontrar la mejor posición de manejo es realmente sencillo. Desde que vi el modelo me llamó la atención ya que me recuerda bastante al 3008 DKR del Rally Dakar, sobre todo en la versión blanca con molduras negras inferiores y al ingresar me percaté de lo dicho por la marca, es un auto que está orientado al segmento Premium, los acabados y vista son de lo mejor aunque se tiene la sensación de espacio reducido, vamos no es que no quepamos, pero en otros modelos hay mayor amplitud para movilidad y en el 3008 vamos “abrazados”.

Peugeot 3008

Peugeot 3008. Foto: Ricardo Silverio

EN la prueba nos tocó la versión a gasolina por lo que la diesel la tendremos a Prueba en unas semanas a fondo, pero esto no fue para nada malo ya que la calidad de marcha y potencia se sentía con todo y el pequeño motor 1.6 litros que desarrolla 165 hp y un par motor de 240 Nm, asociado a una caja de cambios automática de seis velocidades. Estos números para mover un conjunto de 1960 kg que no se sienten.

La ruta nos llevó por ciudad, autopista y carreteras sinuosas, y desde el principio me di cuenta la puesta a punto firme de la suspensión y la nula sensación de movimientos inerciales de frente o laterales (el famoso “lancheo”) el sonido del motor aquí no juega papel protagónico por lo que iremos en nuestra “burbuja de aromaterapia y sonido de la marca Focal”. La aceleración sin ser de un deportivo es muy competente y poderosa. El consumo de combustible en el primer tramo de largas rectas y curvas fue bajo dejando a la caja trabajar de forma automática, unos 200 km consumieron poco más de un cuarto de tanque y cabe señalar que por unidad íbamos tres personas y equipaje.

Peugeot 3008

Peugeot 3008. Foto: Ricardo Silverio

Pero donde realmente pudimos sentir el desempeño del Peugeot 3008 fue en el tramo de salida de Santa María del Oro en Nayarit, un camino realmente sinuoso donde coloqué el modo deportivo y la caja en modo manual para aprovechar las paletas detrás del volante. En este punto los tres ocupantes coincidimos que por su solidez de manejo se asemejaba a un auto deportivo, no se iba de frente y los frenos nunca mostraron fatiga ni movimientos nerviosos, la recuperación de velocidad entre segunda y tercera que era a lo que la podíamos llevar en esa zona era de lo mejor y el empuje sobraba para hacer un rebase en subida. Sería realmente bueno que Peugeot considerara traer la versión manual, seguro que dibujaría una sonrisa a más de uno.

Peugeot 3008

Peugeot 3008. Foto: Ricardo Silverio

Ya en autopista la máxima velocidad que pudimos levantar fue de 215 km/hr y la estabilidad era total, el ruido aerodinámico reducido y la comodidad total. Aquí el consumo fue mayor ya que para mantener una velocidad considerable tenía que estar jugando con la caja entre la cuarta y sexta marcha.

Enfrentamos al Peugeot 3008 a una ruta de “vida real” es decir sin pruebas a modo para que las marcas queden bien, y podemos decir que es un excelente producto desde la versión de entrada misma que tiene un precio competitivo dentro de su segmento. Aquí cabe destacar que Peugeot pone a su producto en contra de: Honda CRV, Mazda CX-5, Volkswagen Tiguan, Kia Sportage y además en contra de marcas Premium como: BMW X1, Audi Q5 y Mercedes-Benz GLA.

Peugeot 3008

Peugeot 3008. Foto: Ricardo Silverio

Peugeot 3008 una opción que se debe tomar en cuenta y probar si está por adquirir una de las opciones señaladas anteriormente.

Rango de precios:

ALLURE 1.6 THP 165HP EAT6 $449,900
ALLURE PACK 1.6 THP 165HP EAT6 $489,900
ALLURE PACK 2.0 HDi 150HP EAT6 $524,900
GT-LINE 1.6 THP 165HP EAT6 $579,900
GT-LINE 2.0 HDi 150HP EAT6 $614,900