El Mongol Rally es una aventura como las de antes, cuando el automovilismo era para aficionados que podían correr en o que fuera por el simple gusto. Y es que este rally que parte de Inglaterra rumbo a Mongolia no es de velocidad, hay pocas reglas y la organización no se compromete a nada con los participantes y de paso no dan algún premio y ahí el Nissan Leaf correrá una de sus más duras pruebas, de hecho para cualquier auto eléctrico.

Leaf AT-EV Mongol Rally

Leaf AT-EV Mongol Rally

La ruta podría catalogarse como un rally de regularidad ya que no se permite la competencia en carreteras y lo interesante es que se hace con autos de motores pequeños siempre pensando en el ahorro de costos. El rally cuenta con una distancia de alrededor de 16.000 km donde los participantes se las tienen que arreglar solos desde cuestiones mecánicas hasta dónde pasar la noche.

Así pues el Nissan Leaf All Terrain Electric Vehicle (AT-EV) se preparó con lo mínimo indispensable, es decir se le eliminaron 32 kg de asientos traseros y paneles, se integraron luces, nueva suspensión de mayor recorrido, llantas, extinguidor y botiquín de primeros auxilios. Así es nada de barras de protección o esas cosas por las que pelea la FIA.

Leaf AT-EV Mongol Rally

Leaf AT-EV Mongol Rally

Chris Ramsey será el piloto de esta aventura (más un copiloto) y además de valerse por ellos mismos tendrán una misión extra y posiblemente la más complicada, es decir buscar en esos 16.000 km puntos de recarga, tomando en cuenta que usarán la versión de 30 kWh que estará en el rango de los 350 km de autonomía aunque no sabemos cómo se comportará el consumo en estas situaciones tan extremas.

Un día este Nissan Leaf será un pionero, un recuerdo cuando las competencias de autos sean totalmente eléctricas y añoremos los tiempos de la gasolina.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=bbv8mgP8Z-w]