El año pasado el Mini se renovó y durante el 2015 también presentó la gama JCW así como la versión cabrio, ahora la marca presenta la versión para despeinarse del Mini John Cooper Works Cabrio. El cual gana en potencia y estilo.

Mecánicamente cuenta con el bloque ya conocido de la versión cerrada, es decir un 2.0 litros turbo de 231 hp y un par motor de 320 Nm, extraídos de un pequeño motor de cuatro cilindros. La transmisión asociada es manual de seis marchas y a manera de opción está la automática con la misma cantidad de cambios. Con estos datos puede hacer el 0 a 100 km/hr en 6.6 segundos, la velocidad máxima se queda en 242 km/hr.

La capota del Mini John Cooper Works Cabrio es de tela y su accionamiento es eléctrico, por lo que el peso no se aumenta mucho, aunque se debe señalar que cuenta con refuerzos de chasis para equilibrar la falta del techo. La capota se abre o cierra en 18 segundos y puede accionarse en una velocidad de hasta 30 km/hr.

Cabe señalar que la capota cuenta con un techo solar corredizo que sin necesidad de abrir toda la capota nos dará mayor entrada de luz y esto se puede hacer a cualquier velocidad de circulación.

A nivel visual no incorpora novedades, pero si terminaciones en colores y el detalle Union Jack en el techo. Durante el presente año 2016 se espera que la marca comience a comercializarlo en diferentes mercados.