El Mercedes-Maybach G 650 Landaulet es uno de esos modelos que se odian o se admiran aunque lo cierto es que es algo hecho solo para presumir el poder adquisitivo ya que un vehículo tan capaz para el todo terreno sea “vestido” de etiqueta y lujo es algo sin sentido, sin contar con las dimensiones del mismo.

La Clase G está por cambiar su línea y tal vez por eso hemos visto tantas versiones especiales como la de seis ruedas. El Mercedes-Maybach G 650 Landaulet se convierte en el quinto modelo que Maybach hace de forma conjunta con Mercedes-Benz, recordemos que Maybach dejó de fabricar sus modelos para convertirse en un nivel superlativo de lujo para Mercedes.

Mercedes-Maybach G 650 Landaulet

De este modelo se fabricarán 99 unidades a razón de más de medio millón de euros cada una y comenzando de adentro hacia fuera encontramos el motor V12 biturbo de 6.0 litros que desarrolla 630 hp y un par motor que seguramente sin gestión electrónica se acabaría las llantas al arrancar, ya que es de 1.000 Nm.

Las dimensiones del modelo son como todo en el, una exageración ya que se incrementó la altura libre hasta los 45 cm mientras que el largo se va hasta los 5.345 mm y una altura de 2.335 mm, ideal para un camino sinuoso.

Y bueno este vehículo 4×4 cuenta con interiores de limosina, el espacio alargado de la carrocería mejora la ocupación para los pasajeros que con un botón podrán cerrar un panel entre el chofer y la parte trasera mientras viajan cómodamente en los asientos que monta la Clase S. como podemos ver la parte trasera es descapotable para poder ir tomando el sol mientras se disfruta de una copa de champagne que ha sido enfriada en el frigobar instalado. Por si fuera poco cuenta con pantallas individuales de 10” y vestiduras en piel que contrastan con la madera, vamos que es ideal para la aventura en el 4×4 (…).