El Mercedes-Benz SL fue uno de los peores secretos para el Salón de Los Angeles, ya que desde hace unas semanas comenzaron a aparecer filtraciones del producto y ahora durante la muestra solo tocó esperar las especificaciones técnicas.

Anteriormente ya se había podido observar que el Mercedes-Benz SL incorporaría la parte frontal del Mercedes-AMG GT, algo que le sienta muy bien gracias a la parrilla sobredimensionada y tomas inferiores de aire. Los faros incorporan nuevas ópticas y apoyos de luces LED. La parte trasera ofrece una forma similar a las versiones AMG del Clase C con el toque del difusor que sobre sale gracias a la diferencia de colores y materiales.

En cuanto al apartado mecánico, mejora la versión de entrada ya que ahora el SL 400 V6 de 3.0 litros gana 35 hp y 20 Nm más de motor, es decir un total de 367 hp y el par en 500 Nm. Cabe destacar que el par se entrega desde las 1.800 rpm, por lo que tendremos una buena aceleración y recuperación a la salida de la curva.

Luego tenemos al SL500 con un bloque V8 4.6 litros de 455 hp, el AMG SL63 V8 5.5 litros de 585 hp y el tope de gama el AMG SL65 que incorpora el motor V12 de 6.0 litros con 630 hp y un par motor de miedo, 1.000 Nm que se entregan a las 2.300 rpm. En todos los casos la transmisión será automática de nueve pasos.

En cuanto al apartado de electrónica cuenta con los ya conocidos modos de conducción denominados para el Mercedes-Benz SL como, Dynamic Select que no solo modifica la entrega de potencia, sino que también cambia los parámetros de suspensión, sensibilidad del acelerador y caja de cambios.

Por último cuenta con una función denominada Curve, la cual trabaja sobre la amortiguación reduciendo de forma activa el balanceo lateral, esto se percibirá de mejor manera en el paso por curva donde el Mercedes-Benz SL podrá soportar más fuerzas laterales y por ello poder seguir acelerando.