En el mes de septiembre de 2013 comenzó la producción del McLaren P1, un auto que al salir levantó gran expectativa ya que era el sucesor del McLaren F1 un auto súper deportivo que como buen vino se añejó para ser más caro y manteniendo un diseño fresco, y un record de velocidad.

El McLaren P1 llegó con tecnología híbrida y un diseño extraño y atractivo, desde el principio se había anunciado que de este modelo solo se construirían 375 unidades, las cuales antes de su lanzamiento oficial ya estaban vendidas (…) así en estos poco más de dos años la producción ha terminado. Cabe señalar que cada auto tomaba 17 días para fabricarse.

El McLaren número 375 tendrá el clásico color anaranjado de la marca, aunque con variante metálica, el tono se llama Volcano Orange. Además este último modelo cuenta con elementos del departamento de altas prestaciones McLaren Special Operations (MSO) como partes en fibra de carbón, nuevos rines, tapicería y costuras interiores.

Así este híbrido se despide y deja su mecánica V8 de 3,8 litros que genera 727 hp más el bloque eléctrico de 177 hp para arrojar poco más de 900 hp y un manejo muy cuidado. La parte buena de esta despedida es que seguramente a mediano plazo McLaren sorprenderá con otra máquina que sobrepase las capacidades del P1, algo que suena complicado pero sin dudas lo sobrepasará.