Por fin el Festival de la velocidad de Goodwood comienza y en los siguientes días se presentarán muchos modelos y “volverán a la vida” algunos clásicos de colección. En este festival las marcas muestran modelos especiales y uno de ellos es el McLaren 570S Sprint, un modelo que no está homologado para la calle sino que está hecho para las pistas.

McLaren ha hecho muy bien con las muchas variantes de esta carrocería que comenzó como el MP4-12C y con la llegada del McLaren P1 la estética cambió para bien y le dio una nueva vida al 570S que pierde todo el glamur interior pero gana en ligereza y la capacidad de homologarse para correr en el serial GT4, adquiriendo un paquete aerodinámico extra. Esto nos habla de lo radical del modelo.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=hr-QGdQ0aIg]

El McLaren 570S Sprint tendrá un precio base de 200.000 euros, dinero invertido para perder todos los interiores en piel y alcántara, sistemas de audio y demás cosas superfluas, y ganar nuevos asientos con cinturones de cinco puntos, jaula de seguridad aprobada por la FIA y la posibilidad de un segundo asiento por si lo usa en track day.

Estéticamente cuenta con un paquete aerodinámico relativamente sencillo con deflectores en la fascia, nuevos faldones, alerón y detalles en el difusor trasero, pero como les señalamos puede optarse por un paquete igual al del campeonato FIA GT4, otra opción será el sistema neumático para elevar el auto cuando se cambian las llantas o se hacen reparaciones en pits. Los rines ahora son de magnesio y son mono tuerca para disminuir el tiempo en cambio de llantas durante carrera.

Mecánicamente el McLaren 570S Sprint mantiene los datos del modelo original, es decir un bloque 3.8 litros V8 biturbo de 570 hp y un par motor de 600 Nm aunque según la marca la gestión electrónica se ha mejorado para que se cuente con una mejor entrega de par, algo fundamental en pista.