En el presente prácticamente todas las empresas automotrices han apostado por disminuir el tamaño de los motores, apoyándose en turbos para no sacrificar desempeño, y además han disminuido el peso total del auto utilizando nuevos materiales. Pera esta no es una idea nueva y Lotus la ha llevado en su filosofía desde el principio, y así lo muestra el Lotus Elise Cup 250.

El fundador de Lotus, Colin Chapman siempre comentó que “menos es más”, refieriéndose al menor peso permitiría aprovechar mejor un motor pequeño. En esta ocasión el relevo del Cup 220, el Lotus Elise Cup 250 incrementa potencia y apoyo aerodinámico pero sin subir un solo kg, de hecho lo reduce para quedar en 921 kg gracias a la batería de iones de litio, asientos de fibra de carbono y rines forjados (entre estos tres elementos restan unos 20 kg).

Lotus Elise Cup 250

Lotus Elise Cup 250. Foto: Lotus

Visualmente los cambios son evidentes, y se notan los nuevos neumáticos delanteros más anchos y un paquete aerodinámico un tanto extremo en tono negro brillante que monta deflectores en la parte delantera para la refrigeración de los frenos. La parte lateral cuenta con faldones que también apoyan el flujo del aire y no solo están ahí por estética.

La parte trasera es la que más llama la atención, y no por el alerón regulable que hasta cierto punto se ve discreto, sino por el deflector en la parte baja que se antoja más de un auto de competencia de mayor potencia. Esto sin dudas lo hará más competente en la pista ya que con la tracción trasera los Lotus se hacen un tanto nerviosos en curva, pero con este apoyo seguramente “irá sobre rieles”.

Lotus Elise Cup 250

Lotus Elise Cup 250. Foto: Lotus

El interior es como siempre en Lotus lo que menos importa, ya que la experiencia que nos ofrece la marca de Hethel es de manejar. Vestiduras en paneles interiores de la puerta y asientos en alcántara, costuras rojas, instrumentos detrás del volante en pantalla digital, controles de luces, encendido y desconexión del control de tracción es todo lo que veremos en el tablero.

En el apartado mecánico esos 921 kg son movidos por el pequeño bloque de cuatro cilindros y 1.8 litros proveniente del extinto Toyota MR2 y que Lotus ha sabido sacarle mejor provecho. Este motor sobrealimentado por compresor brinda 246 hp y un par motor de 250 Nm. Esta potencia va al eje trasero y deja mucho del manejo al piloto al no ofrecer el sistema de launch control.

Lotus Elise Cup 250

Lotus Elise Cup 250. Foto: Lotus

Con estos datos cuenta con una velocidad máxima de 248 km/hr y una aceleración a los 100 km/hr en cuatro segundos, datos que como siempre no son impactantes por la cantidad de caballos o la velocidad sino que cada caballo está pensado para hacerlo una maquina que se pueda manejar con las manos y no con electrónica.

Lotus Elise Cup 250

Lotus Elise Cup 250. Foto: Lotus