Como cada año en las inmediaciones de Utah, se celebra el Moab Safari, una prueba extrema para todos los amantes del 4×4 y particularmente una fiesta para Jeep. Esta ocasión es además especial ya que se cumplen 50 años de esta reunión y por ello los departamentos de Jeep y Mopar se pusieron a trabajar en versiones espaciales.

Algo interesante de estos siete conceptos (totalmente funcionales y participarán en la ruta) es que dicho número hace referencia a las barras de la parrilla clásica del Jeep.

Jeep Wrangler Trailcat

Entrando de lleno en los productos tenemos al Jeep Wrangler Trailcat, que al verlo hace referencia al Challenger Hellcat, y no solo es en el nombre ya que este Wrangler cuenta con una nueva estructura tubular reforzada, el frente ha tenido que ser adaptado en tamaño para albergar el motor.

Como sabemos el Hellcat presume un V8 de 6.2 litros HEMI de 707 hp y el Trailcat lo monta integro sin más o menos caballos, en este caso la caja de cambios es de seis pasos manuales algo que suena muy divertido. Al interior destacan los asientos deportivos que provienen del Viper.

Jeep Crew Chief 715

Este podría considerarse el Jeep del jefe, del líder, o simplemente el de más dinero, y es que este Jeep cuenta con una apariencia militar intimidante (3.50 m) que además ofrece una caja de carga de 1.52 m de largo.

La apariencia de este modelo se debe gracias a una nueva altura de la carrocería en 10 cm, amortiguadores específicos, rines de 20 pulgadas y neumáticos de grado militar de 40 pulgadas (…). Este Jeep se mueve gracias a un motor V6 de 3.6 litros, aunque no especifican el desempeño.

Al interior destaca la incorporación de elementos clásicos como los interruptores de bloqueo y funciones del chasis sobre la consola, así como la brújula central.

Jeep Shortcut

No puede faltar una versión que apunte a lo clásico, y en este caso Jeep evoca al CJ-5, dotando al Wrangler más básico de elementos de antaño. Esto lo podemos ver con la pintura que “baña” toda la carrocería, tablero, vestiduras y rines. Esto en una estructura recortada en las defensas (en total 30 cm menos).

El chasis de esta versión se levantó 5 cm y mantiene todo lo demás de serie. Llantas de 35 pulgadas le dan nuevas capacidades y a nivel mecánico deja el bloque V6 de 3.6 litros.

Algo que destaca en esta versión es la combinación de materiales en las vestiduras, piel y tela con un diseño totalmente retro que pareciera que solo se le ve bien a un Jeep, y bueno también a los Volkswagen Golf.

Jeep Comanche

Aquí comienzan las preparaciones para el Renegade y es extraño que la versión más chica de la gama evoque a uno de los más grandes de la historia de Jeep, ya que el Comanche era la versión pickup de Cherokee a principios de los 80´s.

En cuanto al diseño, se queda en medio de distintos conceptos, el frente es un Renegade estilizado que incorpora un winch y nuevos rines de 16 pulgadas, pero la caja de carga pareciera muy forzada y choca con el diseño frontal, el techo pareciera recordar los de lona de antaño, pero no combina muy bien.

A nivel mecánico cuenta con el bloque 2.0 litros diesel asociado a la caja de cambios de 9 pasos de la marca. Posiblemente esta preparación es la menos afortunada.

Jeep FC 150

Si el Jeep Shortcut hace referencia al pasado, el Forward Control 150 es un regreso a los 60´s. en este caso se usa como base un Wrangler y la misma mecánica V6 de 4.0 litros, extrañamente la caja de cambios asociada es una automática de solo tres marchas.

En cuanto a diseño, este tipo de diseños son los precursores de las pickup actuales, pensadas para el uso rudo en terrenos complicados y con la necesidad de llevar carga. La combinación de colores elementos clásicos, cabina de conducción le dan una vista realmente atractiva y un tanto hippster a este modelo.

Un detalle interesante y que por desgracia no brindan más fotos, es que la paca de heno que se puede ver en la caja de carga es simplemente una “tapa disfrazada” para una hielera.

Jeep Wrangler Trailstorm

Esta versión podría considerarse como un muestrario del catálogo de Mopar, es decir, lo que vemos son todas las piezas que la marca puede ofrecer a sus clientes postventa, bueno, excepto el vinil que cubre la carrocería de camuflaje pixelado.

Jeep Renegade Commander

Al igual que el Wrangler Trailstorm este modelo es muy básico, ya que solo cuenta con algunas modificaciones de chasis como nuevos rines de 17”, un chasis levantado a 5 cm y detalles de molduras y gráficos en la carrocería. El motor es el bloque de serie de 2.4 litros y caja de cambios automática de 9 pasos.