Volvo Cars presentó en México un nuevo auto que se agrega al portafolio escandinavo de la compañía, el Volvo S60 Polestar, que se distingue por su poderoso manejo dinámico y responsivo en el asfalto.

En 2015 Volvo adquirió Polestar, una corporación que durante varios años fue su aliado en las pistas del Campeonato Escandinavo de Turismos (STCC), hoy, éste auto es el resultado de ésta dinámica relación y herencia en el asfalto, desarrollando un vehículo que llega ante la necesidad de la existencia de un auto que sea potente, dinámico y seguro, los caballos desbocados no existen el imaginario de Volvo, solamente el pensar en una conducción ágil, estable, predecible y responsiva.

La apuesta de Volvo con este vehículo es muy clara para generar diferenciación: Primero, una caja de cambios que resultan muy suaves al manejo, un frenado preciso que brinda un mayor control del auto y un motor de 4 cilindros que sigue en línea con la filosofía de la compañía de cuidar lo que más te importa, incluyendo el medio ambiente.

Volvo S60 Polestar

Aunado a esto, el S60 Polestar, está equipado con una suspensión 80% más rígida y amortiguadores Öhlins, mismos que le dan una estabilidad extraordinaria en el manejo, de igual forma cuenta con una ingeniería en su chasis que dinamizará y responderá a cada matiz del camino y que son la esencia del auto.

Entre las características del auto que serán seductoras para los conductores están: Un sistema de navegación Sensus con MapCare; una tapicería de cuero perforado muy deportiva que irá en línea con todo el juego de deportividad presente en el equipamiento del auto, el tradicional sistema de información de puntos ciegos (BLIS); sensores de aparcamiento delanteros y traseros; faros de xenón activos, asientos delanteros con calefacción; y por supuesto todo el equipamiento de sensores y radares para cuidar de ti y de todos los pasajeros.

Volvo S60 Polestar

Como parte del legado de seguridad, pero llevando ésta categoría al siguiente nivel, el S60 Polestar cuenta con un sistema de frenos de alta capacidad, en conjunto con llantas especializadas para verano e invierno, creando una resistencia superior de frenado.
Este auto es claramente superior en términos de conducción, a cualquier otro auto que haya sido diseñado por la compañía sueca en toda su historia y Volvo está dispuesto a demostrarlo.

Con sus 367HP y un torque de 470 Nm (347 lb-ft) la potencia sí es una característica inerte de este auto que ha sido diseñado con el claro objetivo de garantizar una conducción perfecta en todas las superficies y condiciones, y en cualquier momento del año. El Volvo más rápido, receptivo y agradable de conducir de todos los tiempos es una realidad en tierra azteca.