El Lamborghini Huracán llegó a sustituir al Gallardo como modelo de entrada a la marca, con un nuevo enfoque tecnológico, desde electrónica y ayudas al manejo hasta el adiós definitivo a las cajas de cambio manual. Pero el Gallardo contó con una variante Spyder sin techo y esa tradición no la podía abandonar el Huracán.

Durante las múltiples presentaciones del salón de Frankfurt Lamborghini presentó la versión LP 610-4 Spyder del Huracán, que fue un poco opacada dentro del Grupo VAG por el Porsche Mission E.

Este modelo como su nombre lo indica (610-4) cuenta con 610 hp extraídos de un bloque V10 normalmente aspirado de 5.2 litros y un par motor de 560 Nm, mientras que el “4” se refiere a la tracción en las cuatro ruedas. El Huracán Spyder mantiene su tradición con un techo de lona que actúa en 17 segundos y puede activarse hasta 50 km/hr.

En cuanto a prestaciones es apenas más lento que la versión coupé, primero con la velocidad máxima que el Spyder se queda en 324 km/hr (325 coupé) y el 0 a 100 lo hace en 3.4 segundos (3.4 coupé), es decir, menos que un suspiro. Algo bueno en esta versión es que cuenta con Cylinder On Demand para esas situaciones de transito lento y Start/Stop automático.