Amigos de nivel-C, la tercera fecha del campeonato del mundo de rally (WRC) ya es historia y nos deja muchos recuerdos como las 12 ediciones anteriores, ya que en esta edición realizamos la cobertura fotográfica en una moto, la Yamaha Tenere 660, por lo cual pudimos vivir el rally de manera distinta.

Muchas veces las personas se preguntan ¿qué tiene de bueno, o ¿qué clase de gente le parece divertido ir a pararse bajo el sol,a llenarse de polvo para ver un auto pasar unos instantes?, a esto podríamos sumarle las personas que acampan y soportan el frío de la montaña.

Pero esto es toda una experiencia y esos tres o cuatro segundos que vemos los autos pasar valen la pena y mucho, el sonido, el poder que transmiten y claro el manejo espectacular. Este año posiblemente ha sido el más flojo de todos y esto es por la falta de autos ya que recordemos que Citroën está desarrollando el auto del 2017, por lo que solo tuvimos dos marcas oficiales (Volkswagen y Hyundai), mientras que la estructura de Ford no es oficial.

Sin dudas el año 2017 será otra historia cuando Toyota regrese al igual que Citroen, con lo que podríamos sumar alrededor de 15 autos oficiales, más los privados y la categoría escuela WRC2.

El triunfo estaba prácticamente en manos de Volkswagen la duda era qué piloto se lo llevaría, misma tónica es para todo el campeonato 2016 y en este caso Jari-Matti Latvala pudo remontar en contra de su compañero de equipo y conseguir un triunfo cómodo desde el sábado.

Así este rally que hoy es historia también nos deja grandes imágenes que aquí les mostramos, y nuestra prueba en moto pronto se las compartiremos.