Algo de historia

Existen autos en la historia automotriz que se han ganado un halo casi mítico debido a su diseño, prestaciones o porque marcaron un nuevo rumbo para una marca. Estos elementos fueron logrados por el McLaren F1 creado por Gordon Murray en la década de los 90´s.

Esta creación llamó la atención por el concepto al interior ya que tenía tres lugares (piloto frontal y dos traseros), empleaba muchos elementos exóticos en su construcción como el monocasco de carbono, y partes en titanio, magnesio, kevlar e inclusive oro. Mecánicamente ofrecía un bloque V12 (desarrollado por BMW) de posición central trasera, que generaba 635 hp y un par motor 649 Nm. El peso para la época era de llamar la atención ya que se quedaba en los 1.142 kg.

McLaren F1 versiones

McLaren F1 versiones. Foto: McLaren

Un detalle interesante de esta máquina es que desde su creación en 1992 fue el auto más rápido de producción con una máxima de 386 km/hr y este récord fue mantenido hasta el 2004 cuando el Koenigsegg CCR con 806 hp le derrotó. Además de este dato también ha sido el único auto que en su debut ganó la carrera de3 Le Mans, sí este 2016 ganó el Ford GT pero este es una nueva generación y no un auto nuevo, por decirlo de alguna manera.

El McLaren F1tuvo una corta vida, de apenas seis años, periodo donde se construyeron solo 100 unidades en su mayoría de calle (64) y las restantes fueron de competencia en las variantes LM, GT y GTR.

McLaren F1

McLaren F1. Foto: McLaren

McLaren P1

La pasada década McLaren resurgió como marca y comenzó a lanzar modelos como el MC12-C que posteriormente evolucionaron a 570 y 675, pero en el salón de París mostraron un súper auto, o tal vez híper auto, denominado McLaren P1, que se presentaba como sucesor del F1 ya que contaba con una carga tecnológica y empleo de materiales superlativa, además de emplear el conocimiento en la competición de la Fórmula uno, principalmente en el apartado híbrido. El diseño del P1 está hecho para actuar como soporte aerodinámico, como ejemplo el sistema DRS del alerón trasero que puede cambiar su ángulo para reducir la resistencia y acelerar en recta, al interior no contempla los tres asientos.

En el apartado mecánico el McLaren p1 cuenta con un bloque V8 con biturbo de 3.8 litros con 727 hp, motor que emplea el resto de la gama actual de la marca. A esto se le suma un motor eléctrico acoplado a la transmisión con sistema KERS (recuperación de energía que se puede utilizar por medio de un botón para mayor potencia momentánea) que desarrolla 176 hp, sumando 903 hp y generando un par motor de 900 Nm.

McLaren P1

McLaren P1. Foto: McLaren

En este caso la velocidad máxima se queda en los 350 km/hr, que lo pondría por debajo del F1, pero cabe señalar que está limitado electrónicamente y podría llegar hasta los 395 km/hr aunque esto también es muy cercano al modelo de hace más de dos décadas lo que nos habla del genio de Gordon Murray y el poderoso bloque V12.

Lo que viene

Este larguísimo preámbulo sirve para presentar los planes a futuro de McLaren y puntualmente de la división MSO (McLaren Special Operations) que aunque suene extraño es la parte de altas prestaciones de la marca y que busca tener algo de libertad en cuanto al diseño.

Gracias a esto MSO ha anunciado que se encuentran trabajando en un verdadero sucesor del McLaren F1, y no es porque el P1 sea malo (para nada) pero el P1 podría considerarse algo aparte alejado del espíritu del f1 original. Y esto se podrá ver en el 2018 cuando sea presentado como un modelo aún más exótico y exclusivo que el P1, además de contar con tres asientos.

McLaren F1

McLaren F1. Foto: McLaren

Además MSO anuncia que en cuanto al diseño irá más allá de las formas actuales (la gama igual es prácticamente igual) para poder estar bien diferenciados, esto también podría aplicar para la motorización ya que como les comentaba McLaren del presente solo tiene un motor, el V8 de 3.8 litros que como ya vimos queda muy ajustado en comparación del F1. Así que tenemos un par de años para especular si McLaren volverá a crear un mito, o el genio se fue de la marca con Gordon Murray.