El año pasado Jaguar anunció que tendría un vehículo completamente eléctrico y en noviembre presentaron el Jaguar I-PACE un crossover que si bien se anunciaba como concepto ya tenía mucho de auto de producción en lo referente a diseño interior y exterior. Ahora para Ginebra se mostrará nuevamente el I-PACE con formas más afinadas y acordes al resto de la gama.

En las pocas imágenes que se han mostrado veos que la tapa del motor ya es normal y no cuenta con una toma de aire gigante, y a los costados perdió los faldones angulosos. Esto le hace un auto más normal y con todo el diseño de la marca inglesa, tenemos que tener en cuenta que según Jaguar el I-PACE llegará como modelo definitivo en 2018.

De momento no existen mayores datos y lo que se ha informado es que tendrá un paquete de baterías de litio de 90 kWh que le dotarían de una autonomía de hasta 500 km sin renunciar a las prestaciones de un buen Jaguar ya que podrá acelerar a los 100 km/hr en 4 segundos.