El Infiniti QX30 que se presentó en octubre del año pasado,  llegará a México en octubre desde el complejo de manufactura de la marca en Sunderland, Reino Unido. Su arribo complementará oferta Premium que Infiniti tiene en el país y permitirá llegar a un nuevo segmento del mercado.

Infiniti QX30 es un crossover con apariencia Premium de gran atractivo urbano que reúne todos los elementos requeridos para ser exitoso en este segmento: versatilidad, confort, manejo dinámico y las tecnologías de seguridad más avanzadas.

El diseño del Infiniti QX30 se caracteriza por líneas de carácter dinámicas que evolucionan a lo largo del vehículo para dar una percepción de poder y fuerza. La parrilla de doble arco, característica del ADN de Infiniti, destaca por su tejido tridimensional que fluye hacia los faros para dar un perfil más orgánico. Los faros en LED presentan un diseño de silueta creciente y simulan la forma de un ojo.

Infiniti QX30 en México

Infiniti QX30 en México. Foto: Infiniti

El efecto, en general, es de una apariencia musculosa, similar a la de un coupé deportivo, que representa un diferenciador importante frente a las líneas planas y apariencia de caja que se observa en algunos competidores del segmento. En este sentido el pilar C, que es un elemento distintivo de la gama de Infiniti, enfatiza la percepción de movimiento, incluso al encontrarse estacionado.

Infiniti QX30 presenta rines con características únicas para sus dos versiones. En el caso de la versión Sport 2.0L se trata de rines de 19”con ligeros toques de púrpura en su parte exterior. En cuanto a la versión Sport Plus, cuenta con rines de doble superficie en color gris. Ambos suman la conveniencia de neumáticos Run Flat de alta durabilidad.

El diseño interior del Infiniti QX30 está inspirado en el contraste de materiales del arte Hanafuda de Japón. Los materiales del Infiniti QX30 son notablemente Premium con acabados interiores en Nappa y Alcantara y costuras en contraste.

Infiniti QX30 en México

Infiniti QX30 en México. Foto: Infiniti

La distribución de los elementos está centrada en el confort del conductor manejando tres zonas: la visual que incluye espejos, niveles y navegación y que están alineados para minimizar el movimiento del ojo, reducir la fatiga y mantener la atención en el camino. La segunda zona es la de control, que incluye el volante deportivo con paddle shifts, el sistema de audio, el clima, la perilla de control característica de Infiniti, la palanca de cambios y demás controles a los que el conductor debe de operar y a los que debe acceder fácilmente. Finalmente, la tercera zona es la de soporte y confort, con asientos deportivos enfocados en una buena postura y baja vibración, así como espacios ideales para mantener todo en su lugar.

El Infiniti QX30 cuenta con un motor de 2.0L turboalimentado de 4 cilindros acoplado a una transmisión de doble clutch y siete velocidades (DCT) que alcanza 208 hp y un par motor de 258 lb-pie con cambios rápidos y una gran eficiencia.

El sistema de info-entretenimiento de Infiniti, introducido por primera vez en el Infiniti Q50, evolucionó y fue mejorado para el Infiniti QX30 para un control altamente intuitivo a través de su pantalla táctil de siete pulgadas con HMI (Human Machine Interface). El sistema de reconocimiento de voz de Infiniti interactúa con el sistema de info-entretenimiento para controlar los comandos de audio y navegación.

Infiniti QX30 llegará a México en dos versiones Sport y Sport Plus.