La idea del Infiniti Prototype 9 fue relativamente sencilla, crear un auto de estilo de antaño pero con la tecnología del presente, así que luego de la lluvia de ideas se fueron muy atrás en el mundo de la competición, puntualmente hasta la década de los 40´s, aquella de las fechas de plata, y los monoplazas con forma de bala.

Infiniti Prototype 9

Infiniti Prototype 9

Los ingenieros y diseñadores, intentaron replicar los procesos de construcción de aquellas épocas para darle vida al Infiniti Prototype 9, y el resultado fue simplemente increíble. La forma en general mantiene el gusto del pasado pero se nota el trabajo aerodinámico desde los brazos que van hacia las ruedas, obviamente la forma y esa particular cola pronunciada trasera.

Infiniti Prototype 9

Infiniti Prototype 9

Al frente podemos ver una parrilla cromada que le da un toque elegante, sin mencionar la forma del logo de Infiniti que sin dudas le quedaría muy bien en el presente, aunque las regulaciones ya evitan que se tengan salientes en el cofre… ¿alguien recuerda el carnero de RAM?

Infiniti Prototype 9

Infiniti Prototype 9

Más allá del caprichoso diseño, el Infiniti Prototype 9 si es funcional y lo hace con una mecánica prestada del Leaf. Monta un motor eléctrico con baterías de litio, que genera 148 hp y un par motor de 320 Nm, acoplado a una caja de cambios de una sola velocidad. Cabe destacar que no cuenta con ninguna asistencia en la dirección, algo que sería divertido de probar.

Infiniti Prototype 9

Infiniti Prototype 9

El Infiniti Prototype 9 pesa890 kg (más el piloto) y cuenta con una repartición de pesos de 43/57 al frente y atrás respectivamente. Con estos datos logra una velocidad máxima de 170 km/h y hace el 0 a 100 km/hr en 5.5 segundos.