Hace unos días el Museo Beaulieu llamó la atención con la colección de Automotive Steampunk, donde estudiantes se basaron en modelos clásicos para crear una colección de ropa, con gran resultado y ahora durante las celebraciones del Día del Padre (en Inglaterra el tercer fin de junio) se realiza el Hot Rod & Custom Drive-In Day con máquinas realmente sobresalientes e incluso un extraño batimóvil.

Si bien en las fotos podemos ver algunos autos clásicos e incluso motocicletas, el centro de atención se lo llevan los Hot Rods, una preparación que se encuentra más en Norteamérica pero en Europa no lo hacen nada mal con modelos preparados hasta el más fino detalle o el lado contrario de los Rat Rods con apariencia descuidada.

Gran parte de estos autos llegan a la muestra rodando y sus dueños van ataviados con ropa de la época o con toques steampunk, sin dudas un festival pintoresco con música, comida, baile  y vamos, toda la fiesta que debe tener una congregación así, lástima que en México nuestro Salón de la Elegancia cada año pierda más su esencia.