El mercado norteamericano se caracteriza por estar plagado de excesos, más grande, más potente, más caro, un muro gigante (…) en fin cosas así que en algunas ocasiones causan admiración no tanto por su practicidad sino por el simple hecho de poder hacerlo. Y esto se ejemplifica con la Ford Raptor que usa la base de la reina de ventas de la marca la F-150, aunque claro con toda una sobrecarga de potencia y elementos de alto desempeño.

Ford Raptor 2017

Ford Raptor 2017. Foto: Ricardo Silverio

Forma y función

Tal vez este apartado esta vez sobra un poco ya que se notan los cambios con respecto a la F-150 de trabajo, Ford Raptor cuenta con nuevas molduras en el cofre y líneas más rectas que le dan una vista de mayor tamaño, y bueno también los ejes han sido ensanchados para albergar los nuevos neumáticos todo terreno que hacen ver al rin 17” pequeño. Al frente cuenta con nuevos plásticos en la parrilla que tiene una terminación en red negra. Abajo se puede ver la protección inferior y los brazos de la suspensión de nueva manufactura.

La parte lateral solo incorpora un diseño diferenciado en los estribos que debo decir son muy necesarios para acceder, tomando en cuenta que tiene una altura total de 1.953 mm. Atrás posiblemente es la parte con menos imaginación ya que solo incorpora una moldura negra en el portón de la caja.

Ford Raptor 2017

Ford Raptor 2017. Foto: Ricardo Silverio

Apartado mecánico

En cuanto a la mecánica para algunas personas una opción V6 es casi un sacrilegio, pero la Ford Raptor hace buen uso de este bloque que tal vez se quede corto en el sonido pero gracias a la sobrealimentación del Ecoboost ofrece buen desempeño además de reducir un poco el peso frontal que hacía sufrir las suspensiones.

Este bloque es un V6 (tampoco a mí me gusta la idea) de 3.5 litros que desarrolla 450 hp y un par motor muy interesante de 510 lb-pie, acoplado a una caja de cambios automática de 10 velocidades. Entre los extras que presume la Ford Raptor son el diferencial Torsen, selector de tipo de manejo según el terreno, start&stop, tracción a las cuatro ruedas con reductora y transferencia de torque a demanda, encendido remoto y de paso el nuevo sistema de suspensiones firmado por Fox Racing que es lo que le da una nueva vida al modelo.

Ford Raptor 2017

Ford Raptor 2017. Foto: Ricardo Silverio

Nuestra experiencia de manejo

Esta prueba fue algo sorpresiva para nosotros ya que Ford de México nos avisó que tenían disponible este modelo, el cual había tenido la oportunidad de manejarlo cuando fue lanzada la anterior generación y por ello quería saber qué tanto había cambiado, cómo era el desempeño con el Ecoboost y claro, saber si esta vez la suspensión si soportaba los saltos no como en la pasada edición que el sobrepeso del motor podía hacer que se rompieran.

Como prueba exprés solo la tuvimos un día y realmente no la necesitaba más ya que había decidido llevarla a la zona del Ajusco en la Ciudad de México, un lugar con amplias extensiones de caminos complicados, pero para ello tenía que ir a las oficinas de Ford en la siempre complicada Santa Fe justo a la hora de entrada de los oficinistas. Para colmo de males no dejaba de llover por lo que esta prolija Ford Raptor blanca no duró así nada.

Ford Raptor 2017

Ford Raptor 2017. Foto: Ricardo Silverio

El trayecto en ciudad me demostró lo mala idea que puede ser usar una pick up de estas dimensiones en la ciudad, sientes que vas en carril y medio y que todos se te quedan viendo feo por estar atentando contra la naturaleza en tu vehículo inmenso. Además el piso con lluvia causó que la estabilidad de la Ford Raptor no fuera óptimo, esto principalmente por la altura y el juego relativamente suave de la suspensión. Dar una vuelta un poco rápido hacía que las llantas rechinaran cosa que hacía que de nuevo me vieran feo por causar esto y asustar a los autos de alrededor.

Como recordaba el consumo de combustible es el punto débil de una unidad así, por ello me tomé las cosas con calma y puse el control de crucero, al final en hora pico iba como a 50 km/hr. Al comenzar a subir hacia la zona montañosa podía ver con desdén los topes y partes llenas de baches y pasar como si no existieran, pero las curvas seguían causándome cuidado ya que estaba lleno de lodo el camino y el agarre no era lo mejor también debido al dibujo de los neumáticos.

Ford Raptor 2017

Ford Raptor 2017. Foto: Ricardo Silverio

Por fin llegué a la tierra y sin quitar la tracción solo en las ruedas posteriores comencé a jugar, la Ford Raptor de este modo se iba muy fácil de atrás pero era algo divertido y controlable con el volante y acelerador, pero esto cambió con el modo 4H donde las cuatro ruedas tenían tracción e iba “sobre rieles” de este modo ya era casi imposible que algo la pudiera detener ya que partes de piedras grandes, desniveles, pendientes, pasos de agua y un largo etc., eran un día de campo para la Raptor.

Pero este reptil sobredimensionado tenía más que ofrecer así que busqué los peores caminos para poder poner el modo 4L donde prácticamente lo único que tenía que hacer era manejar ya que el poderoso torque en ralentí permitía que se moviera con soltura, vamos que podía hacer lo mismo que un Jeep pero con la diferencia que la Ford Raptor podía tener un desempeño superior al pisar el pedal.

Ford Raptor 2017

Ford Raptor 2017. Foto: Ricardo Silverio

Lo anterior se entiende por las suspensiones Fox, mismas que utilizan las camionetas destinadas a las competencias de salto y claro, la BAJA, con ello nos damos una idea de las prestaciones que puede tener. Al final el terreno no fue tan malo como para poder poner al límite la Raptor, por lo que en nivel-C buscaremos una nueva oportunidad en alguna ruta 4×4 donde les estaremos trayendo los pormenores.

En cuanto al consumo de combustible debo decirles que es realmente elevado, no se escapa a ello debido en mucha parte al peso, pero si tú tienes 1,261.000 pesos que cuesta la Ford Raptor, no te preocupará en nada estar llenado el tanque de combustible de 98 litros, que significan unos 1.766 pesos.