Para que Ferrari fabrique una edición especial de sus autos solo se necesitan dos factores, uno tener mucho dinero y dos por cualquier pretexto. Ver un Ferrari especial ya es casi habitual, pero no son los únicos ya que McLaren hace lo mismo con un puñado de modelos. Ahora toca el turno a una preparación del Ferrari 488 Spider que cede su diseño para dar lugar al Ferrari J50 que está pensado para el mercado japonés, tal vez por eso tenga “los ojos rasgados”.

Hace unos meses Ferrari lanzó el F60 América que como su nombre lo indica homenajea a los 60 años que tiene la marca en Estados Unidos y la misma fórmula aplica para el Ferrari J50 que lleva 50 años en Japón.

El modelo presenta un nuevo frontal al puro estilo japonés, bueno el estilo que tenían hace unos años, ya que en el presente cada vez apuntan más a los mercados globales, tal vez las únicas que se salvan de este efecto son Subaru y Mazda.

Ferrari J50

Ferrari J50. Foto: Ferrari

Gana un nuevo paquete aerodinámico lateral y deflectores frontales, una gran superficie de parrilla baja cubierta en terminación de red negra y un diseño afilado acompañado de faros discretos. Atrás presume un gran difusor y un par de escapes. Como en la versión Spider cuenta con un techo duro de fibra de carbono que está escondido detrás de los asientos.

El ángulo del parabrisas cambió y se adecuó a las barras contra vuelco para no causar turbulencia y ruido excesivo, podemos ver rines con un diseño un tanto clásico y es que se supone que desde el Ferrari Styling Center de Maranello se inspiraron en el 288 GTO y el F40 para crear este Ferrari J50.

Los interiores guardan el mismo diseño pero le dan nuevos colores y acabados así como una disminución en la cantidad de botones en la consola. Del precio no tenemos ni idea, aunque eso no debería importarnos mucho ya que las únicas 10 unidades que se fabricarán seguramente ya tienen dueño.