El Salón de Nueva York del 2017 no fue precisamente espectacular ya que no presentó vehículos extremos o grandes conceptos pero sí modelos que llegarán pronto a los concesionarios. Además hubo algunos reciclados que como el Alfa Romeo Stelvio, Bugatti Chiron o Ford GT, tal vez el show se lo llevó FCA con su Jeep Trackhawk y Claro el Challenger Demon.

Mercedes-Benz trajo de Europa sus últimos lanzamientos al igual que Porsche, Land Rover presentó la Velar una SUV con una carga tecnológica inmensa y Subaru se atreve con un nuevo vehículo para siete pasajeros la Ascent Concept. Mientras que Nissan se puso a jugar con su Warrior Project y el tristemente eterno (triste porque no le hacen algo nuevo) 370 Z. Toyota también se divirtió en el concepto del FT 4X un modelo que tal vez recuerda un poco al extinto FJ Cruiser tal vez el único rival que tenía Jeep.