La misión de nivel-C es llevarles la experiencia de las marcas Premium y también el presentarles historias. Gracias al Chevrolet Cruze tenemos una muy particular ya que pudimos ver el proceso de ensamble y luego como todo un privilegio sacarlo del final de la línea y comenzar una ruta que nos llevó de la planta ubicada en Ramos Arizpe, Coahuila hasta San Luis Potosí.

La planta de Ramos Arizpe en el presente fabrica el modelo Sonic y Captiva, aunque esta última solo para exportación al Mercosur. Además cuentan con las líneas de ensamble de motores y transmisiones. El nuevo Cruze saldrá de aquí para el mercado local y exportación.

Chevrolet Cruze

Chevrolet Cruze. Foto: Ricardo Silverio

El nuevo Chevrolet Cruze

El diseño de la nueva generación del Chevrolet Cruze llega de la mano con el nuevo lenguaje que presentó el Malibú y de hecho retoma muchas de las formas de este modelo. Al frontal presenta un diseño afilado con muchos elementos visuales que integran la carrocería con las molduras de la parrilla, (algo que también se ve en el nuevo Camaro). Las luces incorporan iluminación diurna LED en la versión Premier.

La parte lateral gana líneas de diseño en la parte baja de la puerta, puntos que también apoya la aerodinámica, mientras que la parte trasera gana un retoque en la forma de las luces. Al interior dominan los elementos con terminación en plástico aunque en general es agradable al tacto, los asientos son cómodos y durante el trayecto carretero de poco más de cuatro horas no acusaron incomodidad alguna.

Según versión incorporará diferente grado de equipo de serie, destacando la conectividad de Apple CarPlay y Android Auto, sistema de navegación y comandos por voz del sistema de General Motors MyLink, y claro una pantalla táctil de siete u ocho pulgadas con los controles generales del modelo.

Chevrolet Cruze

Chevrolet Cruze. Foto: Ricardo Silverio

Apartado Mecánico

La eficiencia de los motores ya es un tema básico entre todas las marcas y el Chevrolet Cruze no es la excepción ya que el bloque de cuatro cilindros llega a los 1.4 litros sobrealimentado por turbo que genera 153 hp y un par motor de 177 lb-pie. Cuenta con opción de caja manual y automática, ambas de seis pasos. Tres de las cuatro versiones a ofertarse cuentan con sistema start&stop así como cuatro seis bolsas de aire. en todos los casos cuenta con frenos de disco en las cuatro ruedas y sistema ABS, así como control de tracción.

El Primer contacto de manejo con el Chevrolet Cruze

Luego de tener la oportunidad de caminar junto a la línea de producción mientras nos platicaban de los pormenores del modelo y sus diferentes procesos (desde el estampado hasta el ensamble) llegamos al final de la línea, donde técnicos se encontraban revisando detalles que aparecieran. La sorpresa fue que en este punto tuvimos la oportunidad de sacar el auto, todavía con plásticos cubriendo los asientos y haciéndonos hincapié en cuidar que no maltratáramos nada, sin dudas una experiencia para recordar por mucho tiempo.

Luego de acomodarnos por equipos la ruta comenzaba, una que prácticamente cruzará toda la República mexicana ya que comenzando desde Ramos Arizpe, irá hasta Cancún por lo que en nivel-C tuvimos la oportunidad de inaugurar este recorrido. El tramo que nos tocó nos llevaría por casi 400 km donde la principal característica serían las largas rectas con un escenario desértico y obviamente el calor.

Chevrolet Cruze

Chevrolet Cruze. Foto: Ricardo Silverio

Al tomar el volante de inmediato nos permitió sentir que el Chevrolet Cruze es un auto plenamente citadino, y esto por la dirección con un reducido radio de giro y mucha suavidad en la dirección. Además la suspensión cuenta con una puesta a punto suave que permite absorber las imperfecciones. Estos puntos sin dudas se agradecen al manejar en la ciudad.

Pronto llegamos a la carretera y con ello pudimos acelerar con mayor libertad. El motor turbo entrega su potencia en el rango intermedio de las revoluciones, por l que no esperemos un arranque potente, pero si una buena recuperación de velocidades y un manejo ágil por arriba de las 4500 rpm. En las largas rectas pudimos constatar dos cosas, primero el buen aislamiento acústico y en segunda la velocidad que puede alcanzar. Por un momento el indicador sobrepaso ligeramente la barrera de los 200 km/hr y la estabilidad era buena en línea recta.

Por otra parte algo que podrían y deberían de mejorar es la dirección asistida, si bien la suavidad la hace excelente para el uso diario, no es muy buena para maniobrar a velocidad y en ciertas circunstancias podría ser peligroso (por ejemplo maniobrar para tratar de evitar algún objeto en carretera), por lo que un sistema de endurecimiento progresivo le sentaría excelente.

Chevrolet Cruze

Chevrolet Cruze. Foto: Ricardo Silverio

La suspensión al ser suave también juega en contra a la hora de tomar curvas, pero esto es al tratar de llevar al Cruze al límite, cosa que en un manejo normal casi nunca se dará. En el primer tramo de casi 260 km llevando el auto muy arriba en el rango de revoluciones el consumo de combustible fue de poco menos de medio tanque (con cuatro pasajeros, equipaje y aire acondicionado) y si traducimos esto a un uso cotidiano nos dará consumos reducidos.

Por último en el tema de los frenos destaco al no contar con movimientos nerviosos al presionar fuerte el pedal izquierdo, incluso en situaciones de curva.

En suma el Chevrolet Cruze se presenta como una opción familiar, con un diseño fresco y equipo de serie muy competitivo. El motor turbo no lo hace un deportivo pero permite tener buena velocidad y respuesta sin consumir en demasía el combustible.

Versiones y Precios

Chevrolet Cruze LS manual 283.200 pesos
Chevrolet Cruze LS automático 295.700 pesos
Chevrolet Cruze LT automatico 316.200 pesos
Chevrolet Cruze Premier automatico 365,200 pesos