Para los seguidores del automovilismo deportivo el apellido de Gian Paolo Dallara es el sinónimo de un chasis de competencia sumamente eficiente. Y esto se pude corroborar en el presente ya que esta empresa italiana es la creadora de la estructura para series como: GP2, GP3, IndyCar, World Series, los prototipos de la pasada generación de la Gran Am Series y los monoplazas de la Fórmula E.

Con esto nos damos cuenta de la experiencia de Dallara, ya que Gian Paolo comenzó su carrera trabajando en Ferrari, todavía bajo el mando de Enzo Ferrari, para luego migrar a Maserati y Lamborghini, y en 1972 fundó su empresa.

Renault RS01

Renault RS01

Dentro de Dallara existe otra división que está encaminada a los autos de calle, ya que Dallara ha colaborado con diversas marcas automotrices para crear autos como el Lamborghini Miura y recientemente el Alfa Romeo 4C, KTM X-Bow, Bugatti Veyron, Ferrari F50 GT1 o Maserati MC12 por poner algunos ejemplos. Y claro, con la experiencia deportiva también han colaborado con modelos como el Lancia LC1 – LC2, Audi TT DTM (2000) y recientemente con el Renault RS01, en todos los casos en el desarrollo de chasis.

Por si fuera poco, Dallara también desarrolló la “bicicleta” que utilizó Alessandro Zanardi en los juegos Paralímpicos del 2012.

Con todo este muestrario de talento, en todos estos años la empresa no ha creado nada “desde cero”, lo más cercano pudo ser el Dallara X1/9 que usó una carrocería de Bertone en 1975. Pero Gian Paolo Dallara quiere retirarse a sus 80 años de la mejor manera posible de su empresa, es decir desarrollando un modelo propio y completo que vería la luz en los siguientes tres años.

De momento se informa que este modelo sería del estilo del X-Bow, es decir un auto ligero, que aprovecharía todo el conocimiento de la marca en los chasises, utilizando principalmente fibra de carbón y materiales ligeros, por lo que incluso sería más liviano que el de KTM, además algo que le augura una legión de seguidores es que empleará el bloque 2.3 litros de Ford que tiene el nuevo Focus RS, es decir un auto ligero con una potencia de 400 hp turbo. Sin dudas será toda una joya este modelo que realmente nacerá de las pistas de competencia para las calles.