Citroën y Peugeot (pertenecientes al mismo grupo) saben hacer algo muy bien, y eso son los autos conceptuales, aunque no necesariamente terminen llegando a la producción o si lo hacen es con muy pocos elementos, aunque esto podría cambiar con el Citroën CXPerience que podría convertirse en el buque insignia de la marca y revivir al C6 y de paso recordar modelos como el CX un sedán grande que se fabricó entre los años 1974 y 1991.

Algo que tiene muy claro el departamento de diseño de Citroën es la forma de la marca en cuanto a los sedanes, es decir que no importa el tamaño pero siempre tendrán una terminación fastback desde el techo hasta l aparte trasera y esto lo logra el Citroën CXPerience. El diseño frontal es elegante y limpio, en la parte baja cuenta con una fascia activa que puede abrir o cerrar en función de la necesidad aerodinámica.

Citroën Cxperience Concept

Citroën Cxperience Concept. Foto: Citroën

Las luces son un capricho de diseño muy bien logrado, la parrilla se integra a la tapa del motor con luces mientras que en los flancos podemos ver terminaciones de LED diurnas con cierta forma “orgánica” flanqueadas por una suerte de aletas que tal vez no sean muy buenas a velocidad a menos que también tengan la función de cerrarse como en la fascia.

Atrás el diseño limpio, redondeado y coronado por la superficie acristalada del techo no puede escaparse a la comparación con el Lexus LFA, aunque en este caso con formas más refinadas. Los flancos de las luces también luces alerones salientes y en la parte baja los escapes se integran a la carrocería.

Citroën Cxperience Concept

Citroën Cxperience Concept. Foto: Citroën

Al interior el ambiente es Premium más no sobrio, y es que Citroën ha decidió poner colores vivo que en este caso podemos ver con el amarillo de las vestiduras de los asientos y paneles de las puertas. Este material combina con madera de color claro que ocupa parte de los asientos, tablero y consola central.

Al frente el diseño es minimalista con un volante monobrazo que le da una vista “flotante” y detrás del mismo una pantalla táctil corrida hasta el centro de gran tamaño, un punto al que prácticamente toda la industria está apuntando nos guste o no.

En el apartado mecánico el Citroën CXPerience presenta una mecánica híbrida con un motor térmico a gasolina de 200 hp y uno eléctrico de 109 hp con lo que desarrollaría una potencia cerrada a los 300 hp. La caja de cambios es automática de ocho velocidades y tendrá tracción a las cuatro ruedas.

No sabemos qué tanto del Citroën CXPerience llegue al siguiente C5 o C6 y tampoco si esta marca francesa por fin llegará a México, como se ha rumorado los últimos años.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=Y5a98HrU6QE]