A principios del presente año Cadillac de México anunció que las versiones potenciadas V-Series llegarían con los modelos 2016 del ATS y CTS. En el caso del ATS tendrá variantes coupé y sedán.

Cadillac realizó la presentación oficial de ambos modelos que estarán arribando a nuestro mercado durante el último trimestre del al 2015. En el presente ya sabemos que el ATS se comercializará en 1,400,000 y un 1,410,000 de pesos mexicanos para las versiones sedán y coupé respectivamente. En el caso del CTS-V todavía no se revelan mayores detalles.

CTS-V

El CTS-V representa en estos 112 años de historia de la marca, el modelo más potente en salir de la línea de producción, esto debido al motor 6.2 litros, de 8 cilindros, supercargado, que genera una potencia de 640 caballos de fuerza con un torque de 630 lb-pie. Estará disponible con una nueva transmisión automática de 8 velocidades, que junto con el motor, generan una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 3.7 segundos.

ATS-V

En el caso del modelo ATS-V que goza de una mayor carga tecnológica ofrece un bloque 3.6 litros de 6 cilindros Bi-Turbo, que alcanza una potencia de 464 hp con un torque de 445 lb-pie. La transmisión es automática de 8 velocidades con opción semi-manual y cambios controlados por medio de paletas al volante. Estas características le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 4 segundos.

Al interior el ATS-V no se aparta de su enfoque de lujo gracias a los asientos de cubo RECARO forrados en piel con insertos en gamuza con ajuste electrónico de 8 posiciones y ajuste lateral eléctrico; así como cargador inalámbrico para dispositivos móviles. El sistema de infoentretenimiento es Cadillac CUE con pantalla táctil a color de 8 pulgadas, sistema de sonido Surround con 12 bocinas y función Active Noise Cancellation de BOSE.

Llama la atención el sistema denominado Performance Data Recorder, que permite grabar la experiencia de manejo del conductor, capturando video en tiempo real, audio y métricas de desempeño; con una cámara frontal captura cada curva y recta y cuando el vehículo se detiene, permite ver y analizar el desempeño de manejo en la pantalla de Cadillac CUE, o si se prefiere, es posible guardar el video en una SD card para verlo y compartirlo posteriormente.

En cuanto al apartado mecánico ambos modelos usan el Magnetic Ride Control pero ya de tercera generación, mismo que fue desarrollado con el Corvette y Camaro ZR1, el cual proporciona una respuesta de amortiguación 40% más rápida, mejorando la ya conocida lectura del camino en milisegundos generando la fuerza de amortiguación óptima en cada centímetro de la carretera.

Con información de GM