Cuando vemos las fichas técnicas de las armadoras por lo regular vienen con un asterisco y la leyenda de “datos obtenidos en situaciones controladas de laboratorio”, pero eso dista mucho de la vida real y las múltiples variables que existen. Entonces ¿cómo poder demostrar los datos de los cuales presumen?, simple, enfrentándose al uso real.

Por ello Bentley llevó al Continental Speed a Australia, puntualmente a la Stuart Highway, un camino que va desde Darwin en el norte al Puerto de Augusta. Aquí lo interesante es que existe un tramo prácticamente recto de 2.834 km ideal para acabar con muchos tanques de combustible al acelerar al fondo con cualquier auto.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=OPUm9-6YtME]

Solo nos queda imaginar al ver las imágenes y video la sensación de poder llevar a este auto de más de dos toneladas con un motor W12que genera 635 hp y un par motor de 820 Nm por ese camino y alcanzar la velocidad que la marca indica en su ficha técnica, es decir 331 km/hr.

Durante el largo recorrido se tomaron su tiempo para poder salir del camino y aventurarse a la terracería, algo que no cabría en un uso lógico del Bentley. El piloto escogido para esto fue John Bowe, piloto de la marca en el campeonato GT3 (Flaying B Racing) y multi campeón de los V8 australianos.