La Fórmula E continúa en pleno desarrollo, ese serial de monoplazas totalmente eléctricos ha creado polémica entre los seguidores del automovilismo y nuevas generaciones. Pero más allá de todos los puntos de visita está el desarrollo tecnológico para uso en calle a mediano plazo, y bajo esta premisa nace el BAIC Arcfox-7.

En la Fórmula E a mitad de carrera los pilotos cambian de auto debido al consumo de batería, esto debido a que los pilotos van exigiendo a la mecánica para tener velocidad, en la vida diaria no vamos toto el tiempo con el acelerador a fondo por lo que una de esas baterías podría durar mucho más tiempo.

Y esta fue la idea que tuvieron los fabricantes chinos de BAIC y el equipo de desarrollo Campos Racing de España (quienes operan actualmente los equipos de Mahindra y NextEV). El BAIC ha sido creado en el BAIC BJEV R&D Barcelona Center aunque ambas partes ha mantenido en secreto el funcionamiento del motor.

BAIC Arcfox-7

BAIC Arcfox-7. Foto: BAIC

BAIC en el Salón de Pekín se ha limitado a dar algunos datos de desempeño, por ejemplo que tiene una autonomía de 300 km y tiene la capacidad de cargarse en solo 45 minutos. Informan que puede hacer el 0 a 100 km/hr en menos de 3.5 segundos y llegar hasta los 260 km/hr.

A primera vista pareciera tomar algunos elementos prestados del BMW i8 aunque con un toque conceptual. Destaca un diseño limpio y un frontal aerodinámico con caprichosas formas para las luces y diminuta parrilla. Además como podemos ver en las fotos carece de retrovisores ya que cuenta con cámaras y sin dudas es de llamar la atención que no tiene espacio destinado para placas, en su lugar está un display (delantero y trasero).

EL BAIC Arcfox-7 es apenas un concepto pero muestra cómo puede una competencia ser un verdadero laboratorio para de pruebas para autos de calle (como era la Fórmula 1), además BAIC es un gigante asiático que podría destinar muchos recursos para hacer real este modelo y acercar a las masas este tipo de mecánicas.